Esta unidad genera 2.000 millones de dólares anuales a la corporación

Garaña, vicepresidenta de soluciones empresariales de Microsoft EMEA

Asumirá su nuevo cargo el 1 de julio

Foto de archivo de María Garaña, nueva vicepresidenta de soluciones empresariales de Microsoft EMEA.
Foto de archivo de María Garaña, nueva vicepresidenta de soluciones empresariales de Microsoft EMEA.

María Garaña, la presidenta de Microsoft Ibérica hasta el próximo 30 de junio, ya tiene nuevo destino. Según ha podido saber CincoDías, la directiva va a ser nombrada vicepresidenta para Europa, Oriente Medio y África de la división de soluciones empresariales de la multinacional. Un área que gestiona todo el negocio de aplicaciones empresariales del gigante del software y que aporta a la compañía unas ventas anuales en todo el mundo de 2.000 millones de dólares.

La ejecutiva asumirá su nuevo cargo a partir del próximo 1 de julio, coincidiendo con el inicio del ejercicio fiscal de la compañía y con su sustitución al frente de la filial española, donde será relevada por Pilar López, hasta ahora directora financiera de Telefónica Europa.

Desde su nueva posición, Garaña asumirá la máxima responsabilidad de las operaciones, las ventas, el marketing y la gestión de las relaciones con los partners del negocio de soluciones empresariales de Microsoft, donde se incluyen las herramientas de gestión empresarial (ERP) y las soluciones de gestión de la relación con los clientes (CRM), productos de gestión de la cadena de suministro, inteligencia de mercado y reporting. Se trata de uno de los negocios que más crecen dentro de Microsoft.

Las soluciones de Microsoft Dynamics, así se llama la unidad de negocio donde aterrizará Garaña, son utilizadas actualmente por más de 375.000 clientes en todo el mundo. La multinacional estadounidense se reforzó en este negocio tras comprar en julio de 2002 la empresa de software danesa Navision por 1.300 millones de dólares.

La presidenta de Microsoft Iberia no asumirá, de momento, un cargo en Seattle, en la sede central de la corporación, como previamente se había asegurado. Más bien sigue los pasos de su antecesora Rosa García, quien dejó la presidencia de Microsoft en España para asumir el cargo de vicepresidenta de Consumo y Online para Europa Occidental, un puesto que hoy ya no existe.

Garaña, que ha ocupado el puesto de presidenta de la filial española durante siete años, un periodo inusualmente largo, como reconocía meses atrás la multinacional. La directiva asumió la presidencia de Microsoft Ibérica a finales de verano de 2008, justo con los primeros indicios de la crisis económica y coincidiendo con la mayor crisis vivida por la multinacional, que le costó el cargo al máximo ejecutivo de la firma, Steve Ballmer.

En estos años, Garaña ha tenido que afrontar la revolución del móvil, un área donde Microsoft se vio sobrepasada por Google y Apple; la integración de Nokia; la desaparición de Windows XP y la implantación de Windows 8, y el impulso ahora dado por el nuevo capitán de la compañía, Satya Nadella, hacia el hardware y los servicios en la nube.

La directiva, que también se ha tenido que enfrentar a reclamaciones fiscales, ha logrado igualmente que la compañía registre récord de resultados en el país y ha fomentado iniciativas para impulsar el emprendimiento tecnológico y la empleabilidad de los jóvenes españoles.

Normas
Entra en El País para participar