Actualmente existen una gran cantidad de sensores realmente útiles
¿Para qué sirve cada uno de los sensores que tiene tu móvil?

¿Para qué sirve cada uno de los sensores que tiene tu móvil?

Los sensores integrados en los dispositivos móviles tienen como principal acometido el de recopilar información importante para el funcionamiento en general, pero también para ciertas aplicaciones y en definitiva, el sistema operativo. Aunque no los conozcamos o veamos, dentro de un smartphone o tablet pueden coexistir más de una decena de sensores. ¿Quieres conocer cuáles? Este es un listado de los más importantes y sobre todo, los que más nos facilitan la vida día a día.

Acelerómetro

Es el encargado de conocer la orientación del dispositivo. Se trata de un componente de tamaño reducido cuyo componente de fabricación principal es el silicio. Dejando de lado la física detrás de su funcionamiento, el acelerómetro. en el caso de los dispositivos electrónicos, emula pequeños tubos con muelles y bolas haciendo de masa en cada uno de los tres ejes de coordenadas (los famosos X, Y y Z), de forma que cuando movemos el dispositivo, las bolas comprimen o expanden los muelles para definir la posición. Así, por ejemplo, se rota la pantalla automáticamente en el caso de que habilitemos la opción.

Giroscopio

El acelerómetro no es el único elemento que permite a un dispositivo conocer su posición y mantenerla. Para ello también existe un giroscopio, un elemento que permite cambiar o mantener la orientación, lo que ayuda al dispositivo a obtener una información mucho más completa de la posición del dispositivo. Sus principios físicos son aún más complicados de explicar, por lo que nos quedaremos con la idea de que “ayuda” al acelerómetro.

Magnetómetro

Por definición, un magnetómetro mide la fuerza o dirección de una señal magnética. Ahora bien, ¿cómo afecta esto a un dispositivo? La mayoría lo utilizan como brújula, detectando el polo norte magnético de nuestro planeta para definir donde se encuentra el polo norte geográfico. No obstante, también se utilizan para las famosas fundas inteligentes que bloquean los teléfonos y tablets automáticamente cuando se coloca cierran.

Barómetro

Continuamos con los medidores. En este caso, el barómetro permite medir la presión ambiental, algo elemental si por ejemplo queremos calcular la altura a la que nos encontramos y “prescindir” ligeramente del GPS. No obstante, este sensor no tuvo demasiado éxito y se prescindió de él en favor de otros como los sensores de humedad.

Podómetro

Como ya sabemos, este sensor permite medir el número de pasos que hemos realizado a lo largo del día. Si bien este funcionamiento se puede llegar a emular a través del acelerómetro, lo cierto es que un podómetro es mucho más preciso, sobre todo cuando se trata de contar el número de pasos a la hora de correr.

Sensor de humedad ambiente

El Samsung Galaxy S4 es uno de los pocos terminales con este sensor que permite controlar la humedad para, por ejemplo, ayudar a las personas con problemas respiratorios. Esto, unido a su sensor de temperatura exterior –obviamente todos los terminales cuentan con termómetro para medir su temperatura interior y evitar sobrecalentamientos, pero normalmente no integran uno para medir temperatura ambiente- hacen del terminal uno de los más completos en el mundo de los sensores.

Sensores de luz y proximidad

El primero de ellos permite conocer qué cantidad de luz está incidiendo en nuestro dispositivo, algo realmente útil para que la pantalla cambie el brillo de forma automática, convirtiendo esta cantidad de luz en una señal eléctrica “entendible” por el dispositivo.

Por otra parte, el de proximidad es utilizado para apagar la pantalla una vez estamos hablando por teléfono ya que la luz infrarroja que emite es “devuelta” por nuestra oreja. No obstante, también sirve para bloquear el teléfono automáticamente si lo metemos en el bolsillo.

Sensor ultravioleta

Fue una de las grandes novedades del Samsung Galaxy Note 4 y permite conocer en todo momento el riesgo que sufre nuestra piel expuesta a los rayos solares. Solo bastan unos segundos y el sensor “mirando” al sol para conocer si debemos echarnos crema o alejarnos de la luz.

¿Para qué sirve cada uno de los sensores que tiene tu móvil?

Sensor infrarrojo

Presente en bastantes dispositivos de nueva generación, este sensor permite controlar ciertos dispositivos del hogar como televisores o máquinas de aire acondicionado, actuando como mando cuando lo necesitemos –eso sí, mucho más inteligente de lo habitual-.

Sensor de ritmo cardíaco

Como su propio nombre indica, nos permite conocer las pulsaciones de nuestro corazón. Además, según el terminal, permite conocer el estrés que sufre en ese momento nuestro cuerpo y, por ejemplo, el nivel de oxígeno en sangre.

Sensor de huellas dactilares

Una de las grandes novedades que instauró Apple con el iPhone 5. Con la huella digital, un smartphone puede bloquearse, desbloquearse, permitir pagos electrónicos y mucho más. En definitiva, aumenta la seguridad del dispositivo en general para evitar el uso de personas desconocidas.

Normas
Entra en EL PAÍS