Datos del primer trimestre

El consumo lleva a máximos las importaciones de crudo

Trabajadores en un pozo en el delta del Níger (Nigeria)
Trabajadores en un pozo en el delta del Níger (Nigeria)

Tras permanecer hundida durante los seis años de crisis, la demanda de petróleo comenzó a repuntar en 2014 en paralelo al crecimiento de la demanda interna, en especial del consumo de los hogares. Una tendencia que se ha corroborado en el primer trimestre de 2015, en el que las importaciones de crudo a otros países ascendieron a 15,7 millones de toneladas, según los datos hechos públicos ayer por la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores), sociedad de derecho público tutelada por el Ministerio de Industria.

Se trata del máximo de la serie histórica, iniciada en 1996, y muestra como las compras de crudo crecieron un 12,5% respecto al mismo período de 2014 . Los datos revelan también como se han diversificado geográficamente las compras (se han comprado 34 tipos de crudo procedentes de 20 países diferentes) y cómo la lista de proveedores ha cambiado ante los problemas geopolíticos generados en algunos de los grandes productores, como Irán, Irak o Rusia. Y el mejor exponente son los datos del primer trimestre: el primer proveedor fue Nigeria, con 2,5 millones de toneladas (el 15,9% del total), y el segundo fue México, con 2,3 millones de toneladas (14,6%). El tercero es Arabia Saudí, con 1,8 millones de toneladas (11,4%).

Todas las regiones de donde España compra barriles de petróleo crecen, con la excepción de Europa, de donde tan solo se adquirieron 2,78 millones de toneladas, un 11,2% menos que lo registrado en el primer trimestre de 2014.

Normas