El PSOE se recupera y gana en intención directa de voto

El PP ganaría las elecciones generales y Podemos cae al tercer puesto

El PP gana sus principales bastiones sin mayoría absoluta y pierde en Extremadura y Canarias

Ada Colau se impone a Trias en Barcelona y Aguirre lograría la victoria en Madrid

El PP ganaría las elecciones generales con el 25,6% de los votos. Así lo refleja el Barómetro del CIS de abril, que sitúa al PSOE en segundo lugar, con el 24,3% de los sufragios. Podemos cae a la tercera posición con un apoyo del 16,5% frente al 23,9% registrado en la encuesta de enero. Así, los socialistas liderados por Pedro Sánchez superan a la formación de Pablo Iglesias y suben dos puntos. De hechos, se produce prácticamente un empate técnico entre PP y PSOE. 

El barómetro de abril también recoge el auge de Ciudadanos, que recibiría el 13,8% de los votos cuando el CIS le otorgaba en enero el 3,1%. La encuesta del CIS de abril refleja que el bipartidismo todavía resiste el empuje de las formaciones emergentes. PP y PSOE suman el 49,9% de los votos. La encuesta del CIS se realizó en la primera quincena de abril, antes de que se produjera el registro del domicilio y despacho del exvicepresidente Rodrigo Rato. 

Comicios autonómicos
El PP sería el partido más votado en la Comunidad de Madrid, en la Comunidad Valenciana y en Castilla-La Mancha, pero lejos de la mayoría absoluta, y se vería superado en Extremadura por el PSOE, que también se mantiene como fuerza más votada en Asturias.

Según las encuestas del CIS realizadas los días 23 de marzo y 19 de abril, que indica que el PP podría gobernar la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha con el apoyo de Ciudadanos. En Castilla y León el PP mantendría la mayoría absoluta, en La Rioja quedaría muy cerca y las perdería en Murcia, Aragón y Baleares. Es decir, el PP ganaría, según el CIS, las elecciones autonómicas en nueve de las 13 comunidades en las que se vota el próximo 24 de mayo, Madrid, Murcia, La Rioja, Comunidad Valenciana, Cantabria, Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha y Castilla y León, aunque sólo mantendrá la mayoría absoluta en esta última.

Elecciones municipales
El retroceso del PP también se produce en las principales ciudades. Por ejemplo, en Madrid, Esperanza Aguirre ganaría las elecciones municipales, aunque necesitaría el apoyo de Ciudadanos para hacerse con el bastón de mando. El PP pasar de los 31 concejales logrados en 2011 a 22 o 23. El PSOE perdería tres y que quedaría con 15. Ahora Madrid, la formación que incluye a Podemos, irrumpiría con 13-14 ediles y, Ciudadanos lograría entre 9 y 10 representantes. Izquierda Unida y UPyD se quedarían sin representación. 

En Barcelona, la formación liderada por Ada Colau lograría la victoria. Barcelona en comú, que incluye a Podemos o Iniciativa per Catalunya lograría el 25,9% de los votos y alcanzaría los 11 concejales. El actual alcalde, Xavier Trias, perdería seis ediles y se quedaría con ocho. Ciutadans lograría representación por primera vez y se colocaría como tercera fuerza con seis representantes. PSC sería la cuarta fuerza y, el PP, la quinta, solo por encima de la CUP. 

El PP perdería la mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Sevilla, con una gran caída al pasar de 20 a 11-12 concejales, pero volvería a ganar las elecciones frente al PSOE, que conseguiría 10 concejales. Entrarían con fuerza Ganemos (4-5) y Ciudadanos (4).

Normas