La banca ha iniciado ya la congelación progresiva de sus cuentas

La banca va cerrando el cerco a las cuentas de quien no entregó el DNI

Las entidades vienen congelando progresivamente esta semana la operativa de cajeros, tarjetas y transferencias.

Solo bloquea totalmente las cuentas inoperativas o sospechoas de blanqueo.

La banca va cerrando el cerco a las cuentas de quien no entregó el DNI

El plazo que los clientes de la banca española tenían para entregar su DNI digitalizado a las entidades financieras con las que operan venció hace ahora una semana, el pasado 30 de abril. La ausencia de esta identificación, así como de los datos que acrediten la actividad económica del cliente, conlleva, según la ley 10/2010 del 28 de abril de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo, el bloqueo de sus cuentas.

De momento, sin embargo, las entidades han optado por poner en marcha medidas coercitivas, con las que van cercando día a día a esos clientes restándoles capacidad operativa, a fin de presionar a los infractores para que acudan a su oficina a entregar la documentación requerida. Aunque algunas de las entidades ya optaron por establecer este tipo de cortapisas en los meses previos al final del plazo para evitar esta situación, lo cierto que es la pasada semana algunas entidades contaban aún con un 8% de su clientela sin identificar debidamente.

Gracias a las renovadas barreras puestas en marcha desde el lunes –para no perjudicar a la clientela durante el puente del 1 de mayo en que igualmente no podían acudir a las oficinas– el porcentaje ha descendido esta semana a una horquilla aproximada de entre el 2% y el 5%, según fuentes del sector. Salvando casos excepcionales por riesgo de blanqueo, en todo caso, ninguna entidad prevé bloquear totalmente las cuentas activas afectadas ya esta semana en la que solo actuarán definitivamente contra las cuentas inoperantes.

Medidas de presión

Las medidas coercitivas destinadas a motivar al cliente a presentar la documentación requerida, en todo caso, sí que arrancaron ya el pasado lunes. Aunque la metodología aplicada es distinta en cada entidad, una de las más importantes del país ha puesto en marcha un calendario de medidas en el que la presión va in crescendo:_desde el pasado lunes, los clientes que no hayan digitalizado su DNI dejaron de poder operar con su tarjeta de débito ni realizar operaciones en cajeros automáticos; el martes quedó desactivada su tarjeta de crédito así como sus claves de acceso al portal web de la entidad y, desde ayer, no se les permite tampoco realizar transferencias. Para finales de semana, los únicos movimientos que seguirán permitiéndose en sus cuentas serán el cobro de nóminas, pensiones o desempleo, así como el pago de recibos domiciliados y créditos. En definitiva, se trata de obligar al cliente a tener que pasar por la oficina, donde completaría los trámites pendientes, sin causarle graves prejuicios entre tanto.

Plazo hasta el bloqueo

La banca confía en que este tipo de prácticas le permita acabar en cuestión de días con el grueso de las identificaciones pendientes. El bloqueo definitivo de las cuentas, en todo caso, no se llevará a cabo hasta pasados tres meses y las entidades tienen previsto ponerse de nuevo en contacto con los clientes afectados antes de dar este último paso. Aunque se suponía que esta penalización sería automática desde el 1 de mayo, desde el sector alegan que siguen finalizando la digitalización de los documentos recibidos en el último mes, lo que impide tomar medidas más drásticas de momento.

Infractores comunes

Aunque teniendo cinco años de plazo la banca ha demorado prácticamente hasta los últimos meses el requerimiento de la documentación que exige la nueva legislación antiblanqueo a sus antiguos clientes, las entidades sí han venido requiriendo la digitalización del DNI a todos los nuevos clientes recibidos desde 2010, lo que focaliza el problema en los que abrieron las cuentas antes de esa fecha. A partir de ahí, y más allá de aquellos clientes despistados o que, habiéndose enterado de su obligación de identificarse no han tenido tiempo para hacerlo, hay varios perfiles especialmente habituales entre los titulares de cuentas susceptibles de ser bloqueadas por la falta de documentación. Según explican las entidades, el tipo más común es el de las cuentas inoperantes, aquellas en las que prácticamente no se realiza actividad alguna, bien porque sea una de las varias con las que opera normalmente el titular o, más habitualmente, porque este reside en el extranjero y solo la utiliza cuando pasa por España. Estas cuentas serán las primeras en ser bloqueadas, ya esta misma semana. La falta de documentación se está dando también habitualmente en cuentas comunales de escasa operativa, como las abiertas por comunidades de propietarios. Aunque estos dos casos suponen la mayoría de los registros pendientes, desde las entidades admiten que otro perfil claro es el de los morosos, normalmente empresas que adeudan cantidades importantes al banco y que poco tienen que ganar presentándose ante su acreedor.

Alertas por blanqueo

Donde no está habiendo contemplaciones, en cualquier caso, es ante los perfiles de riesgo de blanqueo de capitales que, a fin de cuentas, son el enemigo a abatir con la nueva legislación. Más allá de las alertas automáticas que deben de activarse en toda entidad ante operaciones sospechosas, de las que han de informar al Sepblac, la falta de identificación con el DNI digitalizado está siendo motivo de bloqueo automático de las cuentas en algunos casos. “La decisión se toma en función de distintas variables”, explican desde una de las grandes entidades del país, donde apuntan por ejemplo a que el cliente sea residente en un paraíso fiscal. El tipo de actividad de la persona es otro de los factores a analizar, con más riesgo en casos de trabajadores por cuenta propia que por cuenta ajena, en el sector inmobiliario en general, la compraventa de productos informáticos, el mundo de la joyería o las obras de arte así como el sector químico, sobre todo en los casos en que el titular maneja grandes cantidades de dinero en efectivo, según ha identificado el servicio de prevención de blanqueo de capitales del Tesoro. También se tratan con especial atención los casos de menores de edad que manejan elevadas cantidades de dinero sin justificación.

Avisos al Sepblac

Una señal de alerta definitoria es la de los clientes que forman parte de estos perfiles de riesgo de lavado de dinero y que, sin haberse identificado debidamente, dan órdenes ahora para retirar su dinero. En estos casos, las entidades no solo impiden que se realice tal operativa, al haber bloqueado las cuentas desde el pasado lunes, sino que también deben dar parte a las autoridades de dichas órdenes no consumadas y, si fuera preciso, testificar que se recibieron en una eventual investigación judicial.

Normas