Debate de investidura

Susana Díaz promete bajar entre 2 y 3,5 puntos el tramo autonómico de IRPF en Andalucía

Susana Díaz, ha ofrecido durante su discurso de investidura un “gran acuerdo de todos” contra la corrupción que incluye más de 20 medidas y que aunque sea de “ámbito andaluz” tenga vocación de “servir de modelo” al resto de España.

La presidenta de la Junta en funciones, Susana Diaz.
La presidenta de la Junta en funciones, Susana Diaz. El Pais

La secretaria general del PSOE-A y ganadora de las últimas elecciones autonómicas, Susana Díaz, ha prometido hoy que si es investida reducirá entre 2 y 3,5 puntos el tramo autonómico del IRPF para las clases medias y bajas, que habrá un plan específico para que aflore la economía sumergida y que se establecerán nuevas deducciones regionales.

En su discurso de investidura, Díaz ha prometido que habrá deducciones en el IRPF por creación de empleo y por aportaciones a proyectos empresariales que contribuyan al nuevo modelo productivo, y que se introducirán incentivos fiscales a la creación de empresas que creen trabajo, a las inversiones en I+D+i y a las actividades que incidan favorablemente en el medio ambiente.

Reducción de altos cargos

La presidenta andaluza en funciones también se ha comprometido a reducir en el 10% el número de altos cargos y contratos de alta dirección y personal eventual existente en el Gobierno regional y ha asegurado que elaborará un plan de eficiencia del sector público. Díaz ha hecho de esta forma un “guiño” a Podemos, que entre las medidas que reclama al PSOE en la negociación para facilitar su investidura incluye la reducción de más de 23 millones de euros en altos cargos.

Díaz  ha proclamado que “un nuevo tiempo” se “avecina” en España  y que Andalucía se ha "adelantado"

Lucha contra la corrupción

Díaz también ha propuesto a los grupos parlamentarios andaluces que firmen un gran acuerdo anticorrupción que sea “ambicioso” y ha prometido que si es investida trabajará para llevar al Congreso una iniciativa para que los delitos por corrupción no prescriban.

En su discurso de investidura, Díaz ha prometido más de una decena de medidas en lo que ha denominado como “el paquete anticorrupción más ambicioso que ninguna administración haya puesto en marcha”.

Entre estas medidas se incluye que los partidos con responsables que se hayan financiado ilegalmente deban hacerse responsables patrimonialmente, que las formaciones remitan sus cuentas a la Cámara de Cuentas o que se “aparte” a los imputados por estos delitos.

Desahucios

La presidenta en funciones se ha comprometido a estimular e incentivar por todos los medios al alcance de la administración autonómica, “apurando todas nuestra competencias”, que las entidades financieras “busquen alternativas para evitar el drama de las familias desahuciadas y sin alternativa de un lugar donde vivir”.

Díaz ha propuesto a la Cámara un acuerdo de todos los grupos para instar al Gobierno de la Nación a que retire el recurso que interpuso en el Tribunal Constitucional contra la Ley andaluza sobre la función social de la vivienda, aprobada durante la pasada legislatura.

Formación de Gobierno

Díaz  ha recordado a los grupos políticos que “para que pueda haber oposición es imprescindible como condición previa que haya gobierno”.

En un debate marcado por la falta de un acuerdo político que garantice su investidura, Díaz ha señalado al inicio de su intervención que “quien quiere ejercer la oposición ha de tener claro que para ejercer con tal cometido debe de permitir que haya gobierno porque “de lo contrario ni unos ni otros podremos dar cumplimiento al mandato de los ciudadanos y haríamos un flaco favor a nuestra tierra”.

Retos de Andalucía

La candidata socialista ha hecho un llamamiento a los cinco grupos políticos a “transformar la pluralidad” existente de la Cámara fruto del resultado electoral del 22 de marzo en una “herramienta útil” que sirva para solucionar los problemas de la gente y afrontar retos de futuro de Andalucía y ha advertido de que “muchos ojos están depositados en Andalucía porque se ha adelantado al nuevo tiempo político que se va a abrir en España”.

Tras su intervención, en la que Susana Díaz expone sin límite de tiempo el programa político del Gobierno que pretende formar y solicitará la confianza de la Cámara, se suspenderá la sesión hasta mañana martes.

Se reanudará la sesión a las 10,00 horas con la intervención de los grupos parlamentarios, de menor a mayor (IULV-CA, Ciudadanos, Podemos, PP-A y PSOE-A), durante un turno de 30 minutos. Según marca el Reglamento del Parlamento, la candidata deberá contestar individualmente a cada interviniente, quien tendrá derecho a réplica por diez minutos. En cualquier caso, la candidata propuesta podrá hacer uso de la palabra cuantas veces lo solicite, y ella siempre cerrará el debate.

Después, el presidente de la Cámara, Juan Pablo Durán, en atención al desarrollo del debate, fijará con suficiente antelación la hora en que se llevará a efecto la votación pública por llamamiento. Se realizará por orden alfabético del primer apellido, comenzando por el diputado cuyo nombre sea sacado a suerte, votando al final los miembros del Consejo de Gobierno que sean diputados y los miembros de la Mesa del Parlamento.

Susana Díaz será investida presidenta de la Junta si el martes consigue en la votación mayoría absoluta. Si no es así, se volverá convocar una nueva sesión, transcurridas 48 horas (que se empezarán a contabilizar una vez finalizado el pleno el martes) para que se produzca una nueva votación, y la confianza se entenderá otorgada si obtuviera mayoría simple en la segunda o sucesivas votaciones.

 

Normas