Una de las bebidas más consumidas en todo el mundo

¿Cuál es el mejor café para el ahorro diario?

¿Cuál es el mejor café para el ahorro diario?

Puede que sea una de las bebidas más consumidas alrededor de todo el mundo. Por la mañana para desayunar, a media mañana para despejarse, tras la comida, a media tarde o incluso hay quien lo toma antes de dormir. El café se ha convertido en una de las bebidas favoritas de la población y su consumo está generalizado.

En España para muchos el hecho de tomar el café se ha convertido en un hábito, en parte de la rutina diaria y en un acto social. De hecho España es uno de los países en Europa que más consume café por detrás de Alemania, Italia y Francia según el European Coffe Report elaborado por la European Coffe Federation.

Un hábito que según el lugar en el que se consuma puede suponer un desembolso mensual importante, por lo que hay que valorar las diferentes opciones y elegir aquella que más ahorro nos aporte en función de la calidad. Una costumbre que no tiene por qué ser cara.

¿Cómo y dónde tomo café?

  • Cápsulas. Han revolucionado la forma en la que se consume café. Allá por el 2009 fue el “boom” del consumo de café en un pequeño formato, de las cafeteras monodosis y por lo tanto de las cápsulas de café. Prácticamente todas las marcas han querido introducirse en este mercado plantando cara a sus competidoras. Un buen ejemplo de ello es la cadena de supermercados Lidl que ha lanzado su línea de cápsulas de café compatibles con máquinas Nespresso que lleva por nombre Bellarom con una política de precios agresiva ya que el pack de 10 unidades tiene un coste de 1,89 euros, lo que significa que cada cápsula tiene un precio de 19 céntimos. Hasta entonces era la cadena Dia la que tenía el precio más barato para cápsulas, a 1,99 eruso el pack de diez cápsulas. En cambio las cápsulas Nespresso tienen un precio a partir de los 36 céntimos la unidad la más barata.
  • Café de máquina. Aparecen en el trabajo, en la universidad o en una sala de espera de cualquier lugar, son casi un elemento básico. Una máquina vending o expendedora con la que poder tomar un café con un precio moderado en relación a la calidad –quizá un punto a mejorar para dejar de oír aquello de “el café de la máquina no es muy bueno”-. Su precio suele estar en torno a los 50 céntimos el café siendo el tamaño de la “taza” –en este caso vasito de plástico- pequeño. Si se es un habitual del café de máquina en el trabajo por ejemplo, nos situaríamos en que como mínimo se gastarían 2,5 euros a la semana tomando un café al día.
  • En el bar. Otra opción y quizá la más tradicional es la de tomar el café en el bar o cafetería. Es seguramente la alternativa más cara. Dependiendo del establecimiento costará más o menos pero es posible asegurar que el coste de un café en un bar o cafetería está en torno a 1,20 euros. Así además lo corrobora un Estudio que realizó Facua en 2011 ya que comprobaba que el café cuesta de media 1,18 euros, y poniendo como nota importante que las diferencias entre el establecimiento más caro y el más barato llegaban al 213%.

Cuando se trata del consumo diario –o casi- de un producto y que se ha adquirido como hábito, es importante encontrar la forma de consumirlo sin que nos suponga un gran gasto mensual ya que habrá que tenerlo en cuenta en el presupuesto mensual como una partida de gasto al igual que hacemos con las facturas comunes.

Normas