La cadena cierra un acuerdo de regulación de empleo con los sindicatos

Blanco despedirá a un máximo de 189 empleados

Tienda de Blanco en Madrid
Tienda de Blanco en Madrid

La cadena textil Blanco, propiedad del grupo saudí Alhokair, despedirá a un máximo 189 empleados frente a los 332 afectados inicialmente por el expediente de regulación de empleo (ERE) presentado por la compañía.
El preacuerdo al que ha llegado la compañía con los sindicatos fija además una indemnización de 33 días de salario por año trabajado con un tope de 17 mensualidades y la subrogación de 82 empleos.
Los representantes de los trabajadores han desconvocado los paros previstos esta semana en todos los establecimientos de la firma para exigir la retirada del procedimiento de despido colectivo y el cierre de doce tiendas, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la negociación.
En concreto, la compañía extinguirán un máximo de 189 puestos de trabajo, repartidos entre su sede, ubicada en Móstoles (Madrid), con 96 despidos; en tiendas, con 60 empleos afectados y centros logístico, con 33 despidos de los que 13 se efectuarán en Seseña y 20, en Parla.
No obstante, en ambos centros no se verán afectados un total de 82 empleados que serán subrogados con sus condiciones laborales de salarios y antigüedad en Openinter, el nuevo operador logísticos que operará en las localidades madrileñas.
Asimismo, ambas partes han acordado un plazo de adscripción voluntaria hasta las 23.59 horas de este miércoles, 22 de abril, para aquellos trabajadores que decidan presentarse voluntarios a la lista de afectados. Además, existe el compromiso con los trabajadores mayores de 50 años para continuar en la empresa “siempre que las condiciones de su puesto sean posibles”.
La compañía, que cuenta actualmente con una plantilla total de 1.250 trabjadores y con 121 establecimientos, contempla el fin de la actividad y cierre de una docena de tiendas ubicadas en Alicante, Barcelona, Bilbao, Elche, Ibiza, Madrid, Valencia, San Sebastián, Santander y Santiago de Compostela.
Blanco, que ya aplicó otra regulación de empleo que afectó a 711 trabajadores, presentó concurso de acreedores voluntario en junio de 2013 debido a la gravedad de sus problemas económicos.
A principios de 2014, el grupo saudí Alhokair adquirió por más de 40 millones de euros la mayor parte de los activos de la cadena Blanco y se comprometió a mantener y asumir los 1.200 empleos.

Normas
Entra en El País para participar