Alzas en en el parqué tras los años de la crisis

Radiografía del sector constructor en Bolsa

Radiografía del sector constructor en Bolsa

El sector constructor intenta remontar el vuelo en Bolsa, aunque está aún lejos de sus momentos de mayor esplendor.En junio de 2007, antes de que estallara la burbuja inmobiliaria y comenzara la mayor crisis financiera de las últimas décadas, las seis grandes compañías del sector (ACS,Sacyr,Acciona,FCC,Ferrovial y OHL) valían unos 62.159 millones de euros.Su capitalización bursátil en la actualidad suma 36.687 millones, un 41% menos. Todas ellas han perdido valor en Bolsa (la que másSacyr, que vale un 82,8% menos) a excepción de Ferrovial, que vale un 123,8% más. Por tanto, el sector aún está lejos de lo que llegó a valer.

El otro gran punto en común entre las compañías constructorias es su mayor expansión internacional como vía para escapar de la crisis en España y la diversificación de sus áreas de negocio. El caso más paradigmático de ello es Acciona, que en realidad ya no es ni siquiera catalogada como constructora, pues el peso del sector energético en sus cuentas es mucho mayor.

Esta es la radiogradía del sector en Bolsa.

ACS, menor apalancamiento y el apoyo de un dólar fuerte

Florentino Pérez, presidente de ACS
Florentino Pérez, presidente de ACS

ACS tiene un nuevo aliado en su afán por reducir deuda y mejorar la retribución al accionista: el dólar. La apreciación de la divisa norteamericana impulsará la aportación al grupo presidido por Florentino Pérez de los numerosos proyectos que mantiene en Estados Unidos.

El conglomerado de servicios, concesiones, medio ambiente y construcción obtuvo el año pasado un beneficio de 717 millones de euros, lo que supone un 2% más que en el ejercicio anterior. De las ventas realizadas, cerca del 40% se produjeron en América (fundamentalmente en Estados Unidos), con un crecimiento del 4,9%. Además, esta área geográfica representaba al cierre de 2014 un tercio de la cartera de proyectos (un 28,4% más que un año antes). Con la revalorización del dólar, la contribución de esta división irá en aumento, aunque por contra se ve dañado por la caída del dólar australiano.

Más allá del viento de cola de la divisa, ACS ha dado dos importantes pasos para reducir su deuda, que a cierre del pasado ejercicio ascendía a 3.722 millones de euros. En primer lugar, acordó en febrero la refinanciación de créditos sindicados por valor de 2.350 millones de euros, logrando un importante ahorro de costes financieros. En segundo lugar, ACS ha sacado a Bolsa el 75,4% de su filial de renovables Saeta Yields, una operación que le ha generado una entrada de caja neta de 361 millones de euros (que llega a los 500 millones con la venta de activos a GIP). Más allá de estos ingresos, el grupo ha logrado con esta operación corporativa que su deuda se reduzca en 1.436 millones.

ACS ya logró en 2014 reducir sus gastos financieros un 7,7% y con los dos movimientos mencionados, podrá limitarlos mucho más durante este ejercicio.

Entre las joyas de la corona del grupo encabezado por Florentino Pérez destaca su filial alemana Hochtief (el primer contratista internacional en obra civil y construcción), en la que quiere seguir aumentando su participación del 61,4% del capital. En esta división se ha acometido una profunda transformación operativa, que permitirá mejorar su aportación este año.

La acción de ACS ya ha recogido parte de la mejoría del balance, registrando en lo que va de 2015 un alza del 9,6%, pero los analistas consideran que aún tiene recorrido.De hecho el 45% de los expertos que siguen el valor recomiendan aumentar la exposición, y ninguno apuesta por vender. El potencial de revalorización es del 4,3%.

ejercicio.

Entre las joyas de la corona del grupo encabezado por Florentino Pérez destaca su filial alemana Hochtief (el primer contratista mundial en obra civil y construcción), en la que quiere seguir aumentando su participación por el 61,4% del capital. En esta división se ha acometido una profunda transformación operativa, que permitirá mejorar su aportación este año.

La acción de ACS ya ha recogido parte de la mejoría del balance, registrando en lo que va de 2015 un alza del 9,6%, pero los analistas consideran que aún tiene recorrido. De hecho el 45% de los expertos que siguen el valor recomiendan aumentar la exposición, y ninguno apuesta por vender. El potencial de revalorización es del 4,3%.

Sacyr, firma renacida con el proyecto Panamá estabilizado

Logo de Sacyr
Logo de Sacyr

Poco tiene que ver la actual Sacyr con la constructora que fue uno de los símbolos de la burbuja inmobiliaria. Su negocio internacional y su diversificación han permitido al grupo sobrevivir y reinventarse. En 2014 volvió a generar beneficios (32,7 millones de euros, frente a las pérdidas del año anterior, de 498,99 millones de euros), tras haber realizado un profundo ejercicio de saneamiento. En los últimos meses se ha revalorizado más de un 40%, después de que la entidad haya logrado superar el conflicto con el Gobierno de Panamá por las obras de ampliación del Canal. Además, está planeando sacar a Bolsa su filial de inversiones inmobiliarias, lo que favorecerá que el valor tenga un recorrido alcista.

La oferta pública de suscripción de acciones (OPS) que prepara Sacyr para su filial Testa –especializada en la compra de edificios de oficinas y centros comerciales para su posterior alquiler– es muy esperada en el mercado. El grupo de construcción y servicios diluirá hasta un máximo del 70% la participación del 99,33% que actualmente controla en Testa, con lo que podría ingresar unos 500 millones de euros colocando el 30% restante al mercado. Además de esta alternativa, Sacyr cuenta con una oferta preliminar por parte de Merlin Properties, para hacerse con ese porcentaje de Testa.

Desde la firma de análisis Beka Finance apuntan que si la operación se concreta “financiará el crecimiento de Sacyr a corto plazo y facilitará cierta liquidez a la compañía”. Su visión de esa venta es positiva, por lo que han revisado al alza el precio objetivo fijado para este valor. A pesar de la fuerte apreciación que ha registrado en los últimos meses, el 61% de los analistas que monitorizan esta compañía recomiendan comprar, y le atribuyen un margen de mejora del 12,6% para el próximo año.

Desde Ahorro Corporación apuntan que la constructora “tiene potencial” y subrayan como uno de los aspectos positivos que “ recientemente ha reestructurado la dirección financiera”.

Uno de los focos de tensión que tuvo la compañía el año pasado fueron las discrepancias surgidas sobre la ampliación del Canal de Panamá, el proyecto más emblemático del grupo. Sacyr y el resto de constructoras del consorcio tienen reclamaciones abiertas por de 1.900 millones de euros. La facturación internacional ya representa el 49% del total.

Acciona: empieza a ver la luz tras los recortes a las renovables

José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona
José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona

La compañía de infraestructuras y energía sufrió un importante varapalo el año pasado por el recorte a las primas de energías renovables impuesto por el Gobierno. Acciona pudo lidiar con este impacto, de algo más de 300 millones de euros a nivel de Ebit, gracias a los buenos resultados de su división de energía eólica, con la instalación de 762 megavatios de potencia, el triple que el año anterior.

Una de las operaciones que más ha gustado al mercado para generar liquidez es la venta del 30% de su negocio de renovables a KKR, lo que supuso una entrada de 397 millones de euros.

“La recuperación económica española beneficiará a la compañía, puesto que su negocio doméstico sigue teniendo más peso que el internacional”, explica Nuria Álvarez, de Renta 4. “Esperamos que los resultados muestren una recuperación de los resultados”.

Tras dejar atrás el castigo por la reforma eléctrica (en 2014 ganó 185 millones frente a las pérdidas de 1.972 millones de 2013), los títulos de Acciona han registrado un fuerte avance. En lo que va 2015 se han revalorizado un 27%, por lo que algunas casas de análisis consideran que su precio ya está muy ajustado. De hecho, solo el 36% recomienda aumentar la exposición al valor, mientras que la mayoría prefiere apostar por mantener o incluso vender los títulos.

“A nivel técnico, es la compañía de infraestructuras y energía que más oportunidades está ofreciendo”, explica Rodrigo García, analista de XTB. “A pesar del importante castigo de los últimos años, presenta una tendencia alcista clara y noble, apoyándose siempre en la directriz alcista principal. Ahora mismo creemos que se puede ir fácilmente a realizar un ataque hasta los 79 euros [frente a los 71,28 de cierre del viernes]. La situación económica y la diversificación de su actividad en diferentes unidades de negocio son las bazas que juegan a su favor”, explica.

La compañía, como el resto del sector, ha podido ir reduciendo su elevado apalancamiento, al pasar de una deuda neta de 6.040 millones a 5.294 millones al cierre de 2014 (-12,3%). Acciona se ha beneficiado de los bajos tipos de interés para refinanciar y realizar nuevas emisiones.

Ferrovial, el 'ojito derecho' por su negocio sólido y el euro débil

Cartel de Ferrovial en una obra
Cartel de Ferrovial en una obra

Es una de las empresas del Ibex que mejor lo está haciendo en lo que va de año, cotiza en máximos históricos y, a la vez, una de las que cuenta con mejores recomendaciones. Pese a avanzar un 22,8% desde enero, lo que reduce su potencial, una abrumadora mayoría de los expertos que sigue a Ferrovial (un 70,8%) aconseja comprar acciones de la compañía, por un 12,5% que recomienda mantener y apenas un 16,7% que estima oportuno vender.

¿Por qué suscita Ferrovial tanto entusiasmo entre los expertos? Una primera razón es su diversificación y su presencia en regiones estables comoEEUU y el ReinoUnido. En 2014, su división de servicios aportó un 50% de las ventas de la compañía y la de construcción, un 44,7%. Desde Citi, que recomiendan comprar, destacan precisamente que “tanto elebitda de servicios (383,7 millones de euros) como el de construcción (348,7 millones) del grupo en 2014 estuvieron por encima de nuestras estimaciones”.

Un segundo apoyo a Ferrovial es su área de autopistas. En este sentido, desde Beka Finance revisaron recientemente su precio objetivo de la empresa hasta los 22,1 euros por acción “en especial por una mayor valoración de la 407 (la autopista de peaje de 108 kilómetros de longitud en Toronto que gestiona la empresa), cuya evolución operativa nos sigue sorprendiendo”. Dentro del área de autopistas, que el año pasado representó un 4,9% de las ventas de la empresa, también destaca la puesta en marcha de la NTE(North Tarrant Express) en Texas, que Ferrovial inauguró en 2014 y cuyo inicio, en palabras de Beka Finance “es prometedor, aunque hoy por hoy su visibilidad es reducida”.

Una cuarta pata sobre la que se apoya la empresa es su división de aeropuertos.Ferrovial gestiona los aeródromos británicos de Heathrow, Glasgow, Aberdeen y Southampton. El ingreso en dividendos de la 407 y Heathrow son otro gran motor de Ferrovial.

Como quinto punto a favor, Ángel Pérez, analista de Renta 4, explica que la empresa tiene una “importante posición de tesorería que le coloca como potencial comprador; baraja distintos proyectos en países como Australia, Reino Unido, Estados Unidos o Canadá”. Eso sí, este experto indica que el potencial alcista de la empresa es ya reducido.

Un sexto estímulo para Ferrovial es la depreciación del euro frente a la libra y al dólar Como séptima clave está el aumento del 3,5% hasta los 0,696 euros por acción de su dividendo, que volverá a pagar con la fórmula del scrip dividend.

FCC: entre la llegada de Slim y la falta aún de dividendo

Carlos Slim, el segundo hombre más rico del mundo y accionista de FCC
Carlos Slim, el segundo hombre más rico del mundo y accionista de FCC

La entrada de Carlos Slim en el capital de FCC fue una de las grandes noticias corporativas del año pasado, un mensaje nítido del regreso del interés por el sector constructor español entre los inversores internacionales tras los años de la crisis, en los que estas empresas quedaron fuera de su radar de inversión. El empresario mexicano se hizo con el 25,6% del capital social de la compañía por 650 millones de euros. Un espaldarazo relevante para la empresa, que sin embargo despierta aún recelo entre los expertos.

La cuenta de resultados de FCC sigue sin convencer a los inversores. El año pasado, la compañía perdió 724 millones de euros, aunque logró reducir a menos de la mitad los números rojos del ejercicio anterior. Su división de servicios medioambientales generó el año pasado unos ingresos de 2.805 millones de euros, un 44,2% del total, por lo que superó de nuevo a la de construcción, cuyos ingresos descendieron un 20,1% hasta los 2.076,1 millones (un 32,7% del total).

Por áreas geográficas, España representó un 55,9% de los ingresos totales de la compañía, por delante del Reino Unido (14,7%), Iberoamérica (10%) y Europa del centro y el este (8,2%). Por esta razón, los expertos de Beka Finance piensan que “FCC_es una opción para inversores a largo plazo que buscan beneficiarse de la previsible recuperación económica en España, aunque pensamos que la evolución en el corto plazo seguirá sujeta a cierta volatilidad hasta la definitiva normalización de la compañía”.

Aun así, la elevada exposición al mercado doméstico español también invita a la cautela a otros expertos. “Nos preocupa su excesiva exposición en_España en servicios y obra civil, porque no esperamos una recuperación muy fuerte en este mercado”, indica un experto que prefiere no ser identificado. Otra duda está en saber cómo podrá FCC seguir reduciendo su deuda. Nuria Álvarez, analista de Renta 4, cree que existe el riesgo de una ampliación de capital.

Por su parte, Rodrigo García, analista de XTB, considera que “a pesar de la entrada de grandes inversores, la volatilidad con la que cuenta, solo superada en su sector por OHL, no invita a que los inversores más conservadores pasen a formar parte de su accionariado”.

La mayoría de los expertos que estudia al valor comparte esta visión, ya que solo un 9,1% de los analistas recomienda comprar acciones de la compañía, frente a más del 45% que aconsejan venderlas.

Otro punto débil de OHL es que no paga dividendo desde 2012 y, según han declarado sus máximos responsables, seguirá sin poder hacerlo este año.

OHL: potencial alcista y ambicioso plan para 2020

Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL
Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL

División de opiniones despierta OHL en el mercado.El porcentaje de analistas que recomienda comprar acciones de la compañía (38,1%) es similar al de expertos que aconseja vender (33,3%), mientras que un 28,6% recomienda mantener. La compañía presidida por JuanMiguel Villar Mir avanza un 11% en lo que va de año.

La empresa retoma las alzas a pesar de sus decepcionantes resultados en 2014.OHL ganó el pasado ejercicio 23,2 millones de euros, un 91,4% menos que en 2013, a causa de las provisiones realizadas en el negocio de la construcción y algunos cargos no recurrentes. Ello a pesar de las plusvalías por la venta de una participación del 5% de Abertis .

La división de construcción representó el año pasado, últimos resultados conocidos, un 75% de su cifra de negocio(2.793,4 millones de euros).Sus ventas en esta división crecieron un 11,6%, sobre todo gracias a la actividad internacional (en especial en Estados Unidos,Europa y Oriente Medio), que representa un 82,3% del total. El peso de la construcción es notablemente superior al de sus otras dos áreas de negocio: la de concesiones representó un 12% y la división que agrupa al resto de sus negocios, un 13%. Sin embargo, elebitda de las concesiones alcanzó los 866,5 millones de euros, un 80% del total del grupo.

Si la construcción domina claramente en la cifra de negocio de la empresa, lo mismo puede decirse de su exposición internacional, ya que un 77% de su facturación procede del extranjero.

Ángel Pérez, analista de Renta 4, quien recomienda sobreponderar, explica que la compañía presenta un potencial atractivo apoyado en su plan estratégico, “donde la compañía prevé un incremento en las ventas y el ebitda de cerca del 100% hasta 2020, gracias a la mayor actividad prevista para la división de construcción y la de servicios e industrial”.

Por su parte,JuanMoreno, analista de Ahorro Corporación, añade que “Abertis ha dicho que quiere comprar autopistas y sobre todo en el extranjero, así que podría estar interesado en comprar OHL México, lo que sería un catalizador para el valor”. Lejos de salir de México, el grupo de la familia Villar Mir ha iniciado una estrategia de venta parcial en sus participaciones manteniendo la mayoría en cada concesión.

En cuanto a su política de retribución al accionista, la empresa repartió el año pasado un dividendo de 0,6777 euros por acción, pero este ejercicio pagará 0,3513 euros por título, un 48% menos que el año anterior.

Normas