Alojamientos turísticos

¿Me dejas las llaves de tu casa?

Los intercambios de pisos son cada vez más populares entre quienes buscan un ahorro en sus vacaciones.

Apartamento en Londres ofertado en MyTwinPlace.
Apartamento en Londres ofertado en MyTwinPlace.

Cristina ha intercambiado su piso de Madrid 12 veces en seis años por vacaciones. Ha viajado a Marsella, París, Ámsterdam y Helsinki, entre otros destinos, con su esposo e hijos. “Me siento como en casa”, dice agradecida. Sus anfitriones, con gustos afines, han recibido a su familia con cartas de bienvenida y productos típicos.

El canje de hospedajes, simultáneos o no, es una tendencia de viaje flexible utilizada ya por familias, parejas, jóvenes y jubilados que buscan conocer otras culturas a través de una conexión con la población local. Es también una filosofía de vida dentro de la corriente de la economía colaborativa, que fomenta el ahorro y el uso eficiente de los recursos.

HomeExchange (Intercambio de Casas en España) surge hace dos décadas en California, precisamente, por la necesidad de reducción de costes vacacionales entre profesores estadounidenses.

Los viajeros quieren otras experiencias, compartir con locales, alejados del turismo masificado

Esta plataforma cuenta hoy con más de 65.000 miembros en 150 países, donde el 15% es personal docente y el 25%, propietarios de segundas residencias.

No hay requisitos, sólo el pago de una inscripción anual (130 euros por vivienda) y la creación de un perfil personal con fotos y descripciones de la casa, familia, atracciones locales y calendario.

Las propuestas se gestionan en la página por mensajería y, una vez acordado el plan de viaje, se efectúa el intercambio. “Se trata de un acuerdo libre entre particulares”, precisa Violeta Díaz, directora del portal en España.

La inscripción incluye trueques ilimitados, servicio de asistencia las 24 horas y renovación gratis en casos justificables de inconcreción de un primer canje. “Nunca hemos tenido incidencias, por eso no ofrecemos seguro, aunque sí comprobamos los datos personales”, afirma Díaz.

Las residencias se comparten por tres semanas de media o un fin de semana. Los particulares pueden acordar el uso de bicicletas, juguetes, coches y el cuidado de su mascota.

España, el país más demandado

Piso en Bali de IntercambioCasas.
Piso en Bali de IntercambioCasas.

España es el destino más demandado por los usuarios, según IntercambioCasas y Knok. Los preferidos son los sitios de playa, como Cataluña; mientras que las ciudades más populares son, en general, París, Londres, Nueva York, Roma y Barcelona.

España atrae viajeros de Francia, EE UU, Italia, Holanda y Reino Unido, apunta Violeta Díaz, de IntercambioCasas.

En MyTwinPlace, en cambio, el registro es gratis e incorpora un sistema de colección de puntos para la libre elección del destino. Este modelo resuelve la traba del intercambio recíproco tradicional que obliga a los viajeros a coincidir en fechas, casas y países.

¿Por qué? La mayoría de los miembros (20.000 en 130 países) son usuarios de las webs de alquiler turístico Airbnb, 9Flats, HomeAway, HouseTrip, Wimdu y Rentalia y, como sus viviendas son de segunda residencia, se ofertan cuando están ociosas.

Así, los créditos de viaje se ganan tras cada alojamiento: un punto es igual a un euro y se fija respecto del valor de la casa en alquiler multiplicado por el número de noches. Si es un piso principal, se obtiene según la ubicación, número de habitaciones y entorno.

MyTwinPlace, creada en 2013 por un catalán y un francés, cobra una cuota por servicios de 9,9 euros por noche e incluye un seguro de viajes. “Hemos flexibilizado el mercado de intercambios, permitimos reservas con una semana y menos de cuatro días de antelación ”, señala Maitane Rodrigo, responsable de marketing y comunicación de la web.

GuestToGuest, una empresa francesa fundada en 2011, usa también el sistema virtual de compensación monetaria para elegir el destino. “Más que una plataforma de trueques, es una red social”, matiza Lucía Castro, portavoz del grupo.

Esta comunidad solo cobra por dos servicios opcionales: verificación de los socios (25 euros) y gestión de la fianza (el 3,5%), un pago que fija el dueño como garantía. La red tiene más de 100.000 socios en 187 países que son amigos de amigos. “Esto genera una mayor confianza y hospitalidad”, añade Castro.

Hay también trueques focalizados, como los de la red Knok para viajes familiares, pero que fusiona el canje de casas con el alquiler de pisos. Una comunidad “creada por familias para familias”, especifican en la web los fundadores, una pareja española.

El portal ofrece una guía de viajes para los padres (sugerencias de tiendas, parques, restaurantes y actividades para los hijos), además de un 10% de descuento en los 120.000 apartamentos disponibles. El coste de suscripción es de 99 euros al año e incluye seguro de hogar y asistencia personalizada.

Normas