CC OO denuncia la paralización de la negociación colectiva

La posibilidad de un pacto de salarios se diluye

El presidente de CEOE, Juan Rosell (c), junto al vicepresidente, José María Lacasa (d), y el presidente de CEPYME, Antonio Garamendi (i). EFEArchivo
El presidente de CEOE, Juan Rosell (c), junto al vicepresidente, José María Lacasa (d), y el presidente de CEPYME, Antonio Garamendi (i). EFE/Archivo EFE

De puertas para afuera patronal y sindicatos siguen manteniendo posturas tan divergentes que parece diluirse la posibilidad de firmar el III Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, aunque los trabajos internos continúan.

Así lo dieron a entender ayer tanto el líder de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, como el presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell. El representante sindical reconoció que está “enfadado” y “triste” por la situación de paralización de la negociación colectiva, ya que aún no se ha alcanzado un pacto salarial y “todos los plazos están vencidos”.

Durante su participación en un acto en apoyo a un trabajador detenido por ejercer su derecho a huelga, Toxo aseguró que está situación de parálisis “le entristece” y que no acaba de entender las razones de la patronal o si se trata de “una táctica dilatoria”.

En este sentido, consideró que desde los sindicatos se han realizado “todos los esfuerzos posibles” para que el acuerdo se materialice y que ahora todo está en manos de las organizaciones empresariales, quienes deben decidir “si quieren un acuerdo o no”.

En la última reunión celebrada hace quince días, la patronal se comprometió a enviar a los sindicatos un documento con su última posición y “han pasado todos los plazos establecidos y la propuesta sigue sin llegar”, añadió Toxo. Mientras llega el acuerdo, CC OO está trabajando en un impulso de los convenios colectivos, “porque la gente no puede esperar”, advirtió Toxo.

No obstante, ante la ausencia de consenso con la patronal, el líder sindical recordó que puede haber subidas salariales porque en cada unidad de negociación (a nivel sectorial o de empresa) los sindicatos están planteando las mismas propuestas que a nivel general.

“Los salarios deben empezar a tener más protagonismo, para impulsar la demanda interna y compensar los efectos de la devaluación salarial”, apuntó Toxo, quien se mostró convencido de que un acuerdo con determinadas condiciones es positivo para la economía española y también para la gente.

Para intentar desbloquear la situación, avanzó que están valorando con UGT la puesta en marcha de “procesos de movilización” alrededor de los convenios colectivos que están en marcha. El líder de CC OO mostró sus dudas sobre si finalmente habrá o no un acuerdo y recordó que no sería la primera vez que no se alcanza, aunque es algo que se no se había dado desde 2009, cuando había “circunstancias excepcionales” y “un contexto muy difícil”, pese al cual los convenios terminaron firmándose.

Por su parte, el presidente de CEOE, Juan Rosell, aseguró ayer que la propuesta de subida salarial para la negociación colectiva por parte de la patronal sigue siendo “por debajo del 1%” y afirmó que España está “muchísimo mejor” que otros países en cuanto al nivel de contratos temporales. Así lo señaló en una entrevista en Antena 3, en la que subrayó que ya se firman convenios “alrededor del 0,6%”, si bien “el año que viene puede ser mejor y se puede incrementar un poquito más”.

Rosell indicó que la propuesta de la patronal de alza salarial de cara a la negociación colectiva continúa siendo la misma: “por debajo del 1%”, ya que “la prioridad número uno es la creación de empleo y no los salarios”, a pesar de la postura sindical, muy reacia a firmar un acuerdo con aumentos de sueldos inferiores al 1%.

“Los salarios nos gustaría que fuesen aumentando, a quién no; pero la realidad es otra. Hemos de ser muy cautos e intentar que las empresas nazcan, puedan contratar trabajadores y se expandan en el extranjero”, apuntó Rosell, quien reconoció que actualmente “probablemente se contrata con menos sueldo que hace cuatro o cinco años antes de la crisis, sin duda alguna”. En este sentido, sostuvo que “cometimos un grave error durante la crisis” al continuar incrementando los salarios “muy por encima del IPC”, pese a la destrucción de empleo; lo que acabó derivando en un pacto de contención salarial para los años 2012, 2013 y 2014.

Preguntado por el elevado porcentaje de contratos temporales, defendió que España está “muchísimo mejor” que otros países al contar con una tasa del 16% en contratos a tiempo parcial, frente al 27% de Alemania o el 50% de Holanda.

“A todos nos gustaría que se hicieran más contratos indefinidos, pero hay que adaptarse a la realidad y nos queda mucho camino por recorrer y muchas empresas no están en la senda de los beneficios y deben aún recuperase de la crisis”, explicó.

Por ello, sostuvo que “no podemos pasar del pesimismo al optimismo en cinco minutos, ni decir que estamos en el fondo del infierno y al día siguiente en el cielo. La recuperación es a medio y largo plazo, no es mañana por la mañana”, sentenció Rosell, a pesar de valorar que “se está creando muchísimo más empleo del que podíamos haber esperado” hace un año y de las “cosas importantes” realizadas por el Gobierno en materia de responsabilidad fiscal y presupuestaria.

 

Lo que piden sindicatos y patronal para firmar el pacto

Plazos: pese a las quejas sindicales, lo cierto es que no hay un plazo determinado para llegar a un acuerdo. UGT y CC OO lamentan que la falta de consenso puede paralizar la negociación colectiva.

Sueldos: el alza salarial es la divergencia esencial. Mientras CEOE no quiere ni oír hablar de subidas por encima del 1%, los sindicatos piden ese 1% para este año y un 1,5% para 2016.

Coyuntura: uno de los argumentos que esgrimen los empresarios para defender su postura es que el 60% de las pymes aún registra pérdidas.

Normas