Cómo aceptar pagos con tarjeta sin tener un TPV

Las nuevas tecnologías hacen que emprendedores como los de la empresa iZettle saquen al mercado innovaciones como la suya. Han creado un sistema que permite pagar con tarjeta de crédito sin la necesidad de un TPV. Un ahorro de tiempo y dinero para empresas y clientes.

Cómo aceptar pagos con tarjeta sin tener un TPV

El auge y desarrollo de las nuevas tecnologías ha generado múltiples posibilidades comerciales a las empresas. Una de las más interesantes es la capacidad de aceptar pagos con tarjetas sin necesidad de contar con un TPV (Terminal de Punto de Venta). Posibilidad que supone importantes ventajas para los negocios que optan por esta modalidad de cobro.

En concreto, a partir de ahora las empresas pueden aceptar pagos seguros de los clientes a través de tarjetas de crédito y cobrarlos con su propia tablet o smartphone, desde el lugar que estos quieran y obteniendo unas condiciones irresistibles. Para ello, únicamente deben adquirir el lector de tarjetas adaptado a estos dispositivos y descargarse una app gratuita a través de la cual gestionar los pagos y los cobros.

Una solución que empresas como iZettle la comercializan y distribuyen con éxito y que supone un ahorro en el lector de tarjetas y la posibilidad de que las empresas, desde la app de descarga gratuita, puedan desarrollarse su propio catálogo de productos. Asimismo, esta nueva tecnología permite adaptarse a varios tipos de dispositivos, tanto pertenecientes al sistema operativo de Android como a iOS.

En paralelo, comercializar productos y servicios a través de esta posibilidad permite al empresario realizar operaciones con todo tipo de tarjetas, incluyendo en las mismas una tasa por transacción que va del 1,99% al 0,99%, de modo que cuanto mayor es la cantidad que se vende, menos se paga por ella. Una posibilidad que además no incluye costes fijos ni contratos de apertura por lo que permite a la empresa ahorrarse estas partidas.

Garantía de seguridad

Entre sus características principales destaca la seguridad de los pagos y la rapidez de los mismos. En este sentido, este método permite una verificación por código pin, lo que hace que el cliente confirme el pago introduciendo su clave en el lector de tarjetas. Esta posibilidad, asimismo, permite a los clientes ser atendidos a una velocidad mayor que del modo convencional. En paralelo, estos se benefician del pago en efectivo o con tarjeta, pues se trata de un sistema que permite aceptar al vendedor ambas formas de pago.

Una posibilidad a la que hay que subrayar que este sistema se encuentra, en la actualidad, aprobado por Europay, MasterCard y Visa, adheriéndose a los requisitos del Estándar de Seguridad de Datos para la Industria de Tarjeta de Pago.

Normas