Consejos para convertir tu negocio en una franquicia

Consejos para convertir tu negocio en una franquicia

Crear una franquicia se ha convertido en una fórmula para dar continuidad y mayor rentabilidad a un negocio. El emprendedor que ha encontrado una fórmula de éxito, puede replicar su idea a través del modelo de franquicia, multiplicando sus ingresos y los de sus franquiciados, al conseguir una mayor presencia en nuevos mercados geográficos. Repasamos de la mano de quien ya ha pasado por este proceso cuáles deben ser los pasos a dar para conseguir franquiciar con éxito. Milton Dávila, es el fundador de la franquicia Dr. Cartucho, y estas son sus recomendaciones desde la publicación online El Columnero

Ejemplo de negocio exitoso

Antes de iniciar un proceso franquiciador, se ha de analizar la situación de la empresa y constatar que la misma desarrolla un concepto de negocio exitoso. Ello quiere decir que los productos y servicios que vende la empresa generen resultados positivos y que adicionalmente la marca sea percibida así por los clientes.

Creación de modelo franquiciable

Productos y servicios de calidad no son sinónimo de franquicia. En este sentido, se ha de saber cómo ganar las ganancias suficientes que requiere este modelo de negocio. Por eso, hay que pensar en si la iniciativa será bien recibida entre otros emprendedores y si este necesitará franquiciados individuales o especializados.

Registro de la marca

Antes de iniciar este camino se debe contar con la autoría de la marca competente, mediante registro. Este proceso tiene que confirmar el carácter figurativo y denominativo de la marca, antes de salir al mercado.

Sistematizar

Cada proceso con el que cuente la empresa debe estar presente en los manuales operativos de la organización. Se trata de que cualquier persona pueda leer en poco tiempo los rasgos y características más destacados de cada negocio, de modo que estos puedan agenciarse rápidamente cuáles son estas.

Análisis financiero

Especialmente, en todo lo relativo a la tercerización, se debe tener en cuenta una red de distribución de los productos y servicios que puedan afectar al futuro negocio que se desea crear. Las mismas tienen que estar recogidas en una hoja de cálculo bajo las categorías de ganancias y pérdidas.

Precio

Para calcular el precio de la franquicia esta se ha de dividir en dos conceptos. De un lado el canon de entrada y de otro, el precio por instalación. El primer indicador se refiere a la cantidad de dinero que se le entrega al franquiciador para obtener el permiso de la marca. El segundo, las inversiones necesarias para formalizar el nuevo negocio. Aunque es difícil de calcular, el canon de entrada no excede el 40% de la cantidad total del precio por instalación.

Contratos

Para redactar los contratos con las empresas franquiciadoras se ha de buscar a un profesional en derecho que, además, sea especialista en franquicias. No vale con cualquier abogado pues de este documento dependerán los posibles problemas legales que surjan en tales empresas.

Difusión

Finalmente, es importantísimo dar difusión a la marca franquiciadora. Empezando por crear una página web cuyo dominio registre su nombre y difundirlo al máximo a través del marketing y la publicidad que facilita la presencia en redes sociales.

Normas