Previsiones de la patronal hotelera

Las reservas de españoles para Semana Santa crecen un 20%

Juan Molas, presidente de la Confederación de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat).
Juan Molas, presidente de la Confederación de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat).

El récord de turistas extranjeros alcanzado en 2014 (64,99 millones) puede superarse este año. Los datos de los dos primeros meses del año (con un crecimiento del 4,5% respecto al mismo período del ejercicio anterior) avalan esa tesis. “Si sigue esa tendencia, en marzo podrían llegar 4 millones, en abril otros 5,5 millones y el primer semestre se podría cerrar con 29,5 millones, la mitad de todo el año sin llegar a la temporada alta”, apuntó Juan Molas, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), durante la rueda de prensa para presentar las perspectivas de cara a la Semana Santa y Primavera.

Al auge del mercado extranjero se unirá la recuperación del mercado nacional, que tendrá su primer exponente en la Semana Santa, un período de fuerte concentración de viajes en cuatro días. “Se va a producir una recuperación del mercado nacional. Y se va a notar en el incremento del número de pernoctaciones, que va a pasar de 2 o 3 días a 4 o 6 días, gracias a la mejora económica y a las buenas condiciones climatológicas”, puntualizó Ramón Estalella, secretario general de Cehat.

Molas avanzó que, según los datos de agencias de viajes que manejan los hoteleros, las reservas procedentes del mercado nacional habrían crecido un 20% respecto al pasado ejercicio, con una recuperación generalizada en todos los mercados, como Costa del Sol, Levante, Canarias o Baleares. El presidente de los hoteleros avanzó que las mayores ocupaciones se van a producir en Fuerteventura y Lanzarote, “con un lleno total gracias al impulso del mercado italiano”.

Las previsiones para la temporada alta también son buenas y están basadas en las buenas perspectivas del mercado británico, el primer mercado emisor, con 15 millones de visitantes (23,1% del total). “Prevemos que la llegada de visitantes pueda crecer hasta un 3%, impulsada por la depreciación del euro frente a la libra esterlina”, apuntó Molas. De hecho, algunos hoteleros, inmersos todavía en un conflicto con el Ministerio de Sanidad por los viajes del Imserso en temporada baja (se les ha congelado las tarifas en dos años), estarían pensando en la posibilidad de abandonar este programa ante las buenas perspectivas del turismo británico para el próximo otoño e invierno.

Prevén un aumento de ingresos en destinos como Madrid y Barcelona

Estas previsiones se hicieron públicas en la presentación del Observatorio de la Industria Hotelera Española, realizado por PwC y la patronal Cehat, que muestra una mejora sustancial de todos los indicadores para la Semana Santa, regresando a los niveles previos a la crisis. Así, el índice que mide la previsión de pernoctaciones para Semana Santa ha crecido un 18,7%, con un elemento diferencial respecto a los informes de los ejercicios anteriores: la mejoría del mercado nacional. El 40,6% de los encuestados españoles augura que aumentará el número de pernoctaciones del ejercicio anterior, un porcentaje muy superior al 11% registrado doce meses antes. En el caso de los extranjeros, la variación no es tan evidente: en la Semana Santa de 2014, el 45,7% aseguraba que pasaría estancias más largas y un año después el porcentaje crece al 50,93%. También es apreciable la diferencia con respecto a aquellos españoles que anunciaban que acortaban su período de pernoctaciones en Semana Santa: en 2014 eran el 16,6% y en 2015 bajan al 7,22%.

Otra diferencia respecto a los resultados registrados en 2014 es que los destinos urbanos no se van a ver aislados del incremento de llegadas, tal y como sucedió en anteriores ejercicios, en el que los destinos de sol y playa coparon en su totalidad el incremento de turistas. David Samu, socio responsable de Turismo, Transporte y Servicios de PwC, apuntó que es posible “que se observe un mayor flujo de turistas, tanto domésticos como extranjeros, en Madrid y Barcelona, gracias a las importantes ferias y eventos internacionales que se celebrarán (Mobile World Congress en marzo en Barcelona y el World Travel & Tourism en abril en Madrid).

Túnez como bálsamo al desplome de Rusia

La depreciación del rublo frente al euro, lo que ha encarecido de media unos 500 euros el coste medio de un viaje, la dificultad para conseguir visado y el conflicto en Ucrania ha provocado un desplome sin precedentes de la llegada de turistas rusos. El presidente de los hoteleros calculó que las ventas han caído un 65%, mientras que las reservas registradas hasta el 20 de marzo han bajado un 70%. “Un retroceso que se va a mantener en 2015 y 2016”, aseguró.

Un deterioro en un mercado muy importante porque era uno de los que más gastaba y uno de los que pasaba estancias más prolongadas. Esta caída se verá parcialmente compensada por los flujos de turistas que hayan cancelado su reserva en Túnez. “No significa que vayan a salvar la temporada, pero van a compensar en la gran mayoría de casos la caída del mercado ruso”, dijo Molas.

Normas