Editorial

Inditex adelanta más crecimiento

Inditex es uno de esos escasos grupos empresariales cuya evolución representa un indicador principal de la economía a la vez que una verdadera –y muy fiable– encuesta de tendencia. Desde ese punto de vista, su desarrollo en España en su último ejercicio, cerrado el 31 de enero, es una señal claramente positiva. En palabras de su presidente y primer ejecutivo, Pablo Isla, el grupo matriz de Zara registró un crecimiento “muy solido”, cuantificado en el 5%, y generó 1.800 nuevos empleos. Frente al 1,4% que creció el PIB español prácticamente el mismo periodo, la previsión de que ese desempeño de Inditex “va a continuar en 2015” y que seguirá creando empleo en España es un buen indicador de hacia dónde va una economía para la que algunos líderes empresariales ya dibujan una subida de tres puntos. En el ámbito internacional, el grupo creció el 8%, ganó el 5% más y mantiene sus ambiciosos planes de expansión, con la vista puesta, además de en Asia, en EE UU, donde el cambio de divisa pone aún más viento en sus velas. El mercado así lo interpreta, y ayer encumbró al líder mundial del textil –por delante de H&M– al primer puesto del Ibex por capitalización. Y es que la subida del dividendo (+7,5%) es una gran noticia para el inversor. Como lo es para la plantilla el importante plan de reparto de beneficios, una magnífica medida que empieza a estar de moda.

Normas