Las entidades han abierto negocios 'off shore' por todo el mundo desde 2001

Banca andorrana: un sector al que el país se le quedó pequeño

Panorámica de una de las plazas principales de Andorra La Vella, capital del Principado.
Panorámica de una de las plazas principales de Andorra La Vella, capital del Principado.

Andorra hay solo cinco bancos, que tienen 40 oficinas, emplean a 2.500 personas y gestionan activos por más de 40.000 millones de euros. Curiosamente, la única entidad financiera que tiene un negocio estrictamente nacional, BancSabadell d’Andorra, está participada en un 51% por el banco español del mismo nombre. Los otros cuatro grupos bancarios, controlados por familias andorranas, tienen un presencia internacional notable:gestoras en Bahamas y Luxemburgo, sucursales en Zurich y en Miami, filiales en Panamá y Mónaco... El listado del negocio global de la banca andorrana es un fiel reflejo de las plazas financieras off shore o, como se dice ahora, “países black a efectos fiscales”.

La expansión del sector financiero de Andorra (que representa el 19% del Producto Interior Bruto del país), se remonta a 2001, cuando Andbank inicia su actividad en Bahamas. A partir de entonces, el mayor banco del país, con una cuota de mercado del 32,6%, emprendió una carrera para posicionarse como un grupo financiero “de referencia” –según recoge la memoria de actividades de la Asociación Andorrana de Banca–, adquiriendo gestoras, agencias de valores, oficinas de representación y fichas bancarias por todo el mundo (Suiza, México, Belice, Mónaco, Luxemburgo...)

El mismo camino siguieron sus tres competidores nacionales. Crèdit Andorrá (segundo en el ránking, con 12.000 millones de euros bajo gestión) está presente en Perú, Uruguay y Paraguay, pero también en Miami, Suiza y Luxemburgo; el intervenido Banco Privado de Andorra (BPA) operaba en Panamá, Luxemburgo y Suiza; mientras que el más pequeño del sector, Morabanc, fue en 2008 cuando dio el salto internacional, con la apertura de una gestora independiente en Zúrich.

A pesar de este furor por expandir sus tentáculos más allá de los Pirineos, calcado de las prácticas habituales de la banca suiza, ninguna de estas entidades contaba con actividad en los países fronterizos de Andorra.

Francia, España, y el resto de países de la OCDE, consideraban hasta 2011 al Principado como un paraíso fiscal, puesto que la normativa local sobre el secreto bancario permitía que los bancos negaran a las autoridades fiscales extranjeras información sobre clientes. Sin embargo, tras la reforma de esta legislación y la entrada del convenio de doble imposición con España, Andorra dejó de ser considerado como paraíso fiscal y empezó a colaborar en el intercambio de información para luchar contra el fraude.

La banca andorrana llevaba años intentando desembarcar en Madrid, pero hasta que cayó esa lacra, el Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Seplac) frenó varias operaciones.


Llegada a España

Levantada la esclusa, los bancos andorranos llegaron a España en aluvión. El primero, BPA, que en 2011 hizo efectiva la adquisición de Banco de Madrid a Kutxa, por un importe que rondó los 100 millones de euros. En los años posteriores reforzó su filial española al comprar las gestoras de activos de Banco de Valencia (Nordkapp), BMN y Liberbank.

Pocos meses después de la llegada de BPA, Crédit Andorrá anunció que había llegado a un acuerdo para tomar el control del 85% de Banco Alcalá, una pequeña entidad financiera ligada a la banca privada y empresarial. Algunas fuentes apuntan a que desembolsó unos 50 millones de euros.

El tercero en aterrizar fue Andbank, primero de forma orgánica, en 2012, con una gestora. Y después con la adquisición del negocio de banca privada de Inversis Banco (en una alianza con Banca March, que reventó un acuerdo ya cerrado entre Bankia y el andorrano BPA). La operación habría superado los 150 millones de euros.

El último en llegar fue Morabanc, que hace tan solo dos meses anunció la compra del 85% de la sociedad de valores Tressis.

Normas
Entra en El País para participar