Editorial

Hiperactividad contra el fraude

La Agencia Tributaria intervino esta semana en varias empresas que operan en Mercabarna tras detectar operaciones fraudulentas en la venta mayorista de pescado, y extenderá este tipo de operaciones a otras actividades en las que tenga sospechas de ocultación de bases imponibles utilizando software de doble uso, que permite obviar una parte importante de las operaciones comerciales. Pero solo es uno de los frentes en los que actuará la administración tributaria a lo largo de este año para aflorar la mayor cantidad posible de fraude fiscal. Hay que recordar que los niveles de economía sumergida en España pueden acercarse al 20%, según varios estudios no oficiales, una cifra coherente con el hecho cierto de que España es el país que menos recauda por impuestos en función de su PIB, a tipos similares, circunstancia que es el mejor indicador de la existencia de elusión fiscal importante.

El hiperactivo plan de actuación de Hacienda buscará en todos los sectores, sobre todo en el comercio y el turismo, prácticas elusivas, rastreando también las redes sociales para la búsqueda de pistas, e intensificando la identificación de bases imponibles generadas por las multinacionales. Todo es poco ahora que se inicia una fase de crecimiento intenso para aflorar imposición. Tiene que notarse que Hacienda somos todos.

Normas
Entra en El País para participar