Plan de Control Tributario 2015

Cómo luchará Hacienda contra el fraude y la economía sumergida

Cómo luchará Hacienda contra el fraude y la economía sumergida

La puesta en marcha de la Operación White, en la que la Agencia Tributaria detectó un fraude millonario de veinte sociedades que vendían pescado al por mayor en Mercabarna, durante la víspera de la presentación del Plan Anual de Control Tributario y Aduanero, hecho público esta mañana, puso de relieve la necesidad de activar medidas de control sobre este tipo de fraude extendido en el sector servicios, especialmente en el comercio y las actividades turísticas. Esta es una de las prioridades de ese plan, que también pone la lupa sobre los bienes declarados en el exterior, la planificación fiscal de las multinacionales o la economía digital.

Economía sumergida

El plan reforzará las actuaciones para la detección precoz de actividades ocultas “de aquellos sectores en los que se aprecie una especial percepción social sobre la existencia de elevados niveles de economía sumergida”. Y entre ellos cita a todos los ligados a los servicios, en los que se aprecia “riesgos significativos de infradeclaración de actividad”. Una de las técnicas de fraude más detectadas en 2014 fue el uso de herramientas informáticas específicas para la ocultación de ventas y manipulación de la contabilidad, más conocido como software de doble uso. El plan contempla la posibilidad de actuaciones selectivas coordinadas a nivel nacional y verificaciones formales en sectores económicos “que realizan ventas directas a consumidores por las mayores dificultades de contraste”. También prevé actuaciones para el descubrimiento de actividades y rentas ocultas en el sector turístico en tres frentes: aquellos particulares que ceden de forma opaca total o parcialmente las viviendas, aquellas empresas que no cumplen sus obligaciones fiscales y aquellos particulares con alquileres no declarados.

El Fisco ha ingresado 12.318 millones en 2014 en las operaciones contra el fraude

Economía digital

Los fraudes a través de la red obligarán a Hacienda a ampliar su campo de actuación a las redes sociales. “Se analizarán las operaciones comerciales para identificar aquellos patrones de comportamiento que se correspondan con actividades defraudadoras, como tramas de carrusel o uso de testaferros”, remarca. A lo largo de este ejercicio, el fisco empezará a utilizar programas informáticos capaces de procesar, seleccionar y recabar información que se encuentra en las redes sociales y en internet. Hacienda ampliará así sus ficheros con los contactos y relaciones online de los obligados tributarios (rastreará más de 200.000 dominios).ç

Planificación fiscal

La lucha contra la planificación fiscal de las multinacionales, destinada a reducir la base imponible y a desviar beneficios a territorios de baja tributación, será una prioridad. Para ello, la Agencia Tributaria trabajará en coordinación con la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional (ONFI) para el control de contribuyentes con residencial fiscal en España que usen instrumentos para eludir el pago de impuestos. En cuanto a las multinacionales, se analizarán con detalle las operaciones relacionadas con la generación de perdidas mediante transmisión de valores intragrupo, las de adquisición de participaciones con crédito ajeno, “fundamentalmente cuando quede acreditado que la operación tiene como finalidad generar gastos financieros”, y las realizadas en territorios de fiscalidad ventajosa “para garantizar que se ajustan a nuestra normativa tributaria”.

Bienes en el exterior

El Plan de Control también se marca como prioridad investigar a aquellos contribuyentes que presentaron la declaración tributaria especial en noviembre de 2012 para regularizar sus bienes en el exterior y aquellos que no la presentaron. En el caso de los que sí lo hicieron investigará aquellas en las que “existan indicios que pongan de manifiesto la falta de consistencia de bienes y derechos incluidos en dicha declaración con el resto de información disponible relativa a la situación tributaria o patrimonial”.

Extremará el control sobre los aplazamientos de deuda

El Plan de Control Tributario también detalla una serie de actuaciones dirigidas a mejorar la recuperación de las deudas con Hacienda. “Una herramienta de gran utilidad para la consecución de los resultados de la Agencia Tributaria de los últimos años”, apunta en alusión al crecimiento exponencial que ha sufrido la petición de aplazamientos de pago desde el inicio de la crisis.

En 2007, el importe solicitado por las empresas fue de 5.866 millones de euros, mientras que en 2012 (último dato disponible), la cifra más que se triplicó hasta los 17.595 millones. De la cantidad solicitada, tan solo se concedió una prórroga en el pago a deudas por valor de 8.536 millones.

La hoja de ruta diseñada por Hacienda establece un mayor “control de la utilización de la figura del aplazamiento o fraccionamiento de deudas, garantizando su aplicación en los supuestos previstos legal y reglamentariamente”. La principal novedad para este ejercicio es el uso de herramientas informáticas para la detección de supuestos de responsabilidad de las deudas pendientes de pago en la Ley General Tributaria. Es el caso, por ejemplo, de lo que estipula el artículo 42.1 de ese texto, que considera obligados tributarios “las herencias yacentes, comunidades de bienes y demás entidades que, carentes de personalidad jurídica, constituyan una unidad económica o un patrimonio separado susceptibles de imposición”.

Otra de las prioridades será la agilización de la gestión de las deudas afectadas por procesos concursales, “utilizando todas las vías legalmente previstas permitiendo a la Agencia Tributaria recuperar el máximo crédito impagado”.

La puesta en marcha de una plataforma electrónica que servirá para el intercambio de información entre la Agencia Tributaria, las autonomías y los ayuntamientos, “elevará la intensificación de las actuaciones de embargo respecto de aquellos deudores que puedan a su vez “ser acreedores de las Administraciones Públicas”.

Normas
Entra en El País para participar