Hortensia Herrero, vicepresidenta de Mercadona

Una nueva gran fortuna, empresaria y mecenas

Caricatura de Hortensia Herrero, vicepresidenta de Mercadona
Caricatura de Hortensia Herrero, vicepresidenta de Mercadona

Entrar en la lista de las grandes fortunas de la publicación especializada Forbes no es nada fácil. Sin embargo, Hortensia Herrero (Valencia, 1950) lo ha conseguido. La vicepresidenta de Mercadona, accionista del 27,7% de la cadena de supermercados y esposa del presidente, Juan Roig, ha conseguido esta semana situarse en el puesto número seis entre los grandes millonarios españoles.

La fortuna de Herrero se cifra en 2.800 millones de dólares (2.547 millones de euros aproximadamente), lo que la coloca en el puesto 663 de la lista de fortunas mundiales. En España, esta licenciada en Económicas por la Universidad de Valencia ha adelantado en el ranking a otros conocidos multimillonarios, como Alicia Koplowitz (accionista de Inditex), Rafael del Pino y Calvo-Sotelo (presidente de Ferrovial), Manuel Lao Hernández (presidente de Cirsa) y Helena Revoredo (presidenta de Prosegur). Por delante de ella se sitúan otros cinco empresarios, liderados por Amancio Ortega (fundador y accionista principal de Inditex); al que sigue la hija de este, Sandra Ortega (también ligada a la firma textil); Juan Miguel Villar Mir (presidente de OHL); el propio Juan Roig, e Isak Andic (fundador de Mango).

Roig cuenta con un patrimonio de 5.400 millones de dólares (alrededor de 4.903 millones de euros), algo que se debe, en parte, a su esposa. Se conocieron en la Universidad de Valencia, donde estudiaban juntos. Entonces, el presidente de Mercadona decidió tomarse más en serio su carrera: “Hortensia era mucho más estudiosa que yo y eso me motivó a aplicarme más si quería salir con ella”. El máximo responsable de Mercadona señala también que su esposa le ha ayudado a “mejorar la empresa día a día con sus consejos y opiniones”.

Herrero participó en la fundación de la compañía en 1981, cuando Juan Roig y tres de sus hermanos compraron al padre de estos un pequeño negocio formado por ocho establecimientos comerciales.

Juan Roig, presidente de Mercadona, decidió empezar a estudiar más en la universidad “para poder salir con Hortensia”

En su lista de grandes fortunas, Forbes se refiere a Mercadona como “la cadena de supermercados españoles que ha desafiado a la recesión económica”. El grupo cerró 2014 con unos ingresos de 20.161 millones de euros, un 2% más con respecto al ejercicio anterior. Además, es líder entre los supermercados españoles, con un 22,1% de cuota de mercado, y triplica a su seguidor inmediato, Híper Carrefour. La cadena cuenta con una plantilla de 74.000 empleados y 1.521 tiendas en España, tras abrir 60 durante el último año. A todas estas cifras ha contribuido la vicepresidenta, Hortensia Herrero.

Pero Roig no solo presume de su mujer en su faceta profesional, sino que también le agradece “el mejor regalo que una persona podría recibir”, en referencia a sus cuatro “maravillosas” hijas: Hortensia, Carolina, Amparo y Juana.

La vicepresidenta de Mercadona también está al frente de la fundación que lleva su nombre, a través de la cual realiza labores de mecenazgo en la ciudad de Valencia, donde sigue viviendo actualmente. La entidad se dedica “al impulso de las artes y a la recuperación del importante patrimonio artístico y cultural de la ciudad”, con especial énfasis en las obras del Renacimiento español (siglos XVI y XVII).

La Fundación Hortensia Herrero se financia exclusivamente con el patrimonio personal de su artífice. Según la revista Forbes, esta mujer de negocios ha llegado a invertir en arte y cultura 10,3 millones de dólares (más de nueve millones de euros). Sus contribuciones más notables son la restauración de obras como el Colegio del Arte Mayor de la Seda. Este edificio, que data de 1492 –durante la época de los Reyes Católicos–, fue testigo de cómo los sederos valencianos llegaron a convertir el comercio de este material en uno de los motores de la economía levantina.
Además, Herrero y su fundación han restaurado algunas de las fachadas, bóvedas y frescos de la Iglesia de San Nicolás (siglo XV) y la ermita de Santa Lucía (siglo XIV). Por todo ello, las autoridades valencianas han llegado a afirmar que “la ciudad está viviendo un nuevo Renacimiento artístico y cultural gracias a las inversiones de la Fundación Hortensia Herrero”. Esta organización fomenta también la danza, el ballet, y la música.

Sus conocidos suelen destacar de ella su carácter alegre, aunque reservado y discreto. Herrero no suele conceder entrevistas. Durante los trabajos de restauración que su fundación impulsa, la directiva se muestra muy interesada e, incluso, tiene fama de haber subido algunas veces a un andamio para percibir con detalle las novedades de cada pequeña pieza.

Normas