Las políticas del BCE impulsarán la renta variable

“La ‘fiesta del dinero’ del BCE aupará la Bolsa el 20%”

Alèx Fusté, economista jefe de Andbank.
Alèx Fusté, economista jefe de Andbank.

Incisivo, didáctico, hiperactivo, contundente. Alex Fusté (Barcelona, 1972) es desde hace seis años el economista jefe de Andbank. El directivo cree que durante este año “se va a ganar dinero en las Bolsas”, especialmente en las europeas y en las asiáticas. A su juicio, la política monetaria ultraexpansiva del Banco Central Europeo (BCE) será un catalizador de la renta variable, aunque advierte que las devaluaciones competitivas de una divisa nunca han logrado mejorar por sí solas la cuota exportadora de un país o una región.

Pregunta. ¿Qué perspectivas tiene para la renta variable?
Respuesta. Este va a ser un ejercicio en el que se va ganar dinero en Bolsa. Nos gusta especialmente la renta variable europea, que ya está registrando avances de doble dígito, y los mercados asiáticos, que llevan tiempo atrayéndonos. En Europa, que nadie piense que por llevar más de un 10% acumulado el potencial se ha agotado. No es así. Creemos que la Bolsa europea tiene un margen de doble dígito, desde los niveles actuales, lo que supondría acabar con acumulados superiores al 20%.

Sin miedo al auge de Podemos

M. M. M.

Volatilidad en Grecia, tensiones en el Eurogrupo, maratón electoral en España. El contexto político se presenta convulso durante el ejercicio 2015. Sin embargo, el economista jefe de Andbank, Alex Fusté, considera que este ruido no logrará descarrilar el rally alcista de las Bolsas europeas.

Respecto al ascenso en las encuestas de la formación política Podemos, Fusté considera que “no está nada claro que el efecto de un Gobierno de Podemos fuera a ser adverso para la economía, a largo plazo”. El escenario más probable que manejan en la entidad financiera es que en España “no se materializará una mayoría amplia de un partido alternativo, sino que se dará un resultado electoral atomizado, y en la formación de Gobierno estarán presentes partidos más tradicionales, más estables, menos rupturistas”.

Este experto recuerda que la llegada al poder de Syriza en Grecia ha provocado la amenaza de un corralito bancario y ha frenado muchas inversiones de empresas ya implantadas allí. Sin embargo, apunta que durante la negociación de la extensión del rescate con el BCE, la Comisión y el FMI, Alexis Tsipras ha tenido que renunciar a muchas de las promesas que hicieron en campaña. “Todos los partidos que están en el poder quieren gobernar en unas condiciones razonables, no en un país sumido en una revolución social. Syriza ha frenado el impulso revolucionario y está gobernando de una forma más ortodoxa”.

P. ¿Qué palancas impulsarán este crecimiento?
R. La principal clave es la ‘fiesta del dinero’, promovida por el señor Draghi [el presidente del BCE]. Los bancos centrales de los países del euro comprarán 60.000 millones de deuda cada mes, frente a los 35.000 millones que esperaba el mercado. Este hecho, la compra masiva de deuda pública, se acabará trasladando a la Bolsa. Ante las bajísimas tasas de los tipos de interés, los agentes y ahorradores irán desplazándose a activos de más riesgo como la renta variable. El aumento de la demanda de activos bursátiles hará que crezcan los múltiplos que se llegan a pagar por cada título. Así, hasta con un estancamiento de las ventas y de los beneficios empresariales, las Bolsas podrían seguir subiendo.

P. Pero... ¿los datos fundamentales de las empresas son sólidos?
R. Sí, lo son. Más allá del efecto de la ‘fiesta del dinero’ sobre los multiplicadores, consideramos que ventas y beneficios crecerán. En concreto, esperamos que las ventas aumenten un 1%, y que los márgenes crezcan entre el 4,75% al 5,25%. ¿Por qué? Por la introducción de medidas de flexibilización de los mercados laborales y la caída de los costes financieros. Si se cumplen nuestras previsiones en ventas y márgenes, los beneficios pueden crecer entre el 11% y el 12%. Lo que puede impulsar las valoraciones bursátiles un 11%, en términos fundamentales.

P. Desde un 11% en términos fundamentales a un 20% hay mucho recorrido...
R. Los tipos de interés de la deuda van a seguir cayendo hasta niveles bajísimos. En la medida en que todos los agentes del mercado, inversores privados, gestores de fondos...hagan el mismo ejercicio y tiendan a ponderar más la renta variable, aumentarán los PER [el número de veces que el beneficio anual de una empresa determinada se encuentra incluido en el precio de una acción], lo que impulsará aún más a los mercados.

P. ¿Este análisis vale también para España?
R. Así es. El Ibex podría revalorizarse un 20% en el conjunto del año. Aunque no se produjera el mencionado crecimiento de múltiplos, por tensiones en Grecia o por la incertidumbre electoral, la Bolsa crecería en el conjunto del año. Si los PER cayeran a 18,5 veces desde los 20 de cierre del año pasado, eso todavía me daría un objetivo de 11.500, con lo que lo que le dejaría un margen del 4% respecto a los niveles actuales. Eso, siendo muy prudentes.

P. ¿Cuáles son sus sectores predilectos?
R. La deflación actual en Europa beneficia a ciertos sectores, especialmente aquellos con una demanda más elástica, es decir, aquellos que ante una bajada de precios aumentan mucho las ventas. Si el iPad baja un 20% su precio, puede aumentar mucho las ventas. En tecnología, servicios, medios de comunicación, telecos, sector químico... pueden verse beneficiados de este contexto. También nos gusta la robótica...

P. ¿Qué esperan de la renta fija?
R. Aún tiene recorrido. El bono español creemos que bajará del nivel del 1%, lo que supone un recorrido importante. Este movimiento se verá en los bonos italianos, en los portugueses… Los bonos corporativos van a ir detrás: la deflación hace que los tipos de interés nominales tengan que ser más bajos manteniendo los tipos de interés reales.

Normas