Newport y Providence son las ciudades que más visitantes atraen

Un oasis entre Boston y Nueva York

Rhode Island es el destino preferido de los americanos en la Costa Este

Newport.
Newport. Fotos de Discover America

Tomando la autovía hacia el norte, bordeando la costa desde Nueva York, el paisaje, hasta entonces eclipsado por inmensos rascacielos, va cobrando un aspecto salvaje, prometedor. El viaje al pequeño estado de Rhode Island, nuestro destino, aparte de corto –tres horas– se hace ameno.

Desde la carretera, a mano derecha, la costa rocosa da paso al océano Atlántico, custodiado, a mano izquierda, por bosques de pinos, sauces y abedules. Cuesta poco imaginarse, en un paraje como este, los campamentos de las tribus wampanoags o narragansetts aprovechando la caza y la pesca del lugar.

Al cruzar el largo puente Claiborne Pell, nos damos cuenta de por qué a Rhode Island se lo conoce como el estado oceánico y de por qué es también el destino preferido por neoyorquinos y bostonianos para desconectar del caos de la gran ciudad.

En la bahía de Narragansett los europeos encontraron, en el siglo XVII, un lugar ideal donde asentarse. Aquí, la brisa marina se siente nada más llegar. Interminables playas; rocosos acantilados; bosques que esconden lujosas mansiones; una cocina exquisita con el marisco como exponente y, por si fuera poco, con dos joyas de la Costa Este: Providence y Newport.

Edificios en Providence.
Edificios en Providence.

La ciudad de Providence, la capital, se encuentra al final de la bahía. Está de moda en el mundo culinario ya que posee algunos de los más aclamados restaurantes del país y una de las mejores escuelas de cocina del mundo.

La ciudad renacentista, como la llaman allí, se ha convertido en un núcleo de creatividad, expresión artística y cultural. Un buen ejemplo es la obra Waterfire, del artista Barnaby Evans. Se trata de una composición con 80 hogueras que descansan sobre braseros sobre los tres ríos de Providence. Ha atraído a más de diez millones de visitantes a la ciudad y destaca por su sencillez y belleza, especialmente de noche.

Newport merece un capítulo aparte. Fundada en 1639 por disidentes religiosos, pronto se convirtió en un puerto pesquero y comercial de importancia internacional. El ambiente de esta pequeña urbe solo se puede apreciar al pasear por sus calles, repletas de vida, de mercados, tiendas y restaurantes de pescado y marisco.

A quienes les gusten los veleros encontrarán en Newport uno de los mayores exponentes mundiales. De hecho, es aquí donde tiene lugar el trofeo más prestigioso: la Copa América.

Newport tiene un espíritu joven y animado. Desde siempre ha sido un lugar de encuentro comercial y cultural. Con la llegada de la primavera se suceden los conciertos y festivales de música en la ciudad. Las interminables playas son también un lugar perfecto para relajarse, disfrutar de una espléndida puesta de sol o para pasar un día en familia.

Newport esconde, a su vez, más secretos entre sus bosques. En el siglo XIX, las más acaudaladas familias neoyorquinas, como los Rockefeller o los Vanderbilt, decidieron que era buena idea construir sus llamadas cabañas para pasar fines de semana y vacaciones. Lo que ellos entendían como cabañas son algunas de las más lujosas mansiones del país. Hoy en día estas residencias están abiertas al público para hacer recorridos u organizar eventos especiales.

En definitiva, Rhode Island, sin ser el más grande ni el más conocido, es de los estados que más ofrecen.

Guía para el viajero

Una de las recomendables pizzas del restaurante Green Parrot.
Una de las recomendables pizzas del restaurante Green Parrot.

Cómo ir. Desde España hay vuelos directos a Providence desde Madrid. Si se quiere combinar con un viaje a Nueva York o Boston, se llega por carretera en tres horas y una hora, respectivamente.

Dónde dormir. Rhode Island ofrece infinidad de opciones para alojarse. Puede inclinarse por un moderno y lujoso hotel en pleno centro de Providence o bien elegir una opción más auténtica y tranquila, alquilando una pequeña casa en los alrededores de Newport, entre bosques y cercana a las playas.

Dónde comer. La cocina es, sin duda, uno de los grandes atractivos de Rhode Island. Tanto Providence como Newport poseen restaurantes de renombre internacional. Es obligado probar el marisco en la región. Aparte de ser de gran calidad, es barato y lo preparan en todas sus variedades. El restaurante Green Parrot, en el puerto de Newport, es famoso por sus deliciosas pizzas, entre las que destacan las de calamares o langosta. Sin duda, le sorprenderá.

Normas