El turista chino desprecia a España como destino turístico

A pesar de que se están dando iniciativas para atraer el turismo chino, uno de los que más ingresos aporta al país, los responsables empresariales del sector turístico se lamentan de que España esté a la cola de Europa para subirse al tren del ‘turismo chino’.

España no quiere perderse el tren del 'turismo chino'

Con objeto de aprovechar la creciente oleada de turistas chinos, España está agilizando las solicitudes de visados e incrementando el número de vuelos directos desde China, y hasta incluso algunos hoteles españoles de cinco estrellas sirven arroz blanco en el desayuno, según informa el Bangkok Post.

En su visita a China, el pasado septiembre, el presidente del gobierno Mariano Rajoy anunció que las tramitaciones de visados para ciudadanos chinos se llevarían a cabo en un plazo de 48 horas.

El gobierno se encuentra también en negociaciones con las compañías aéreas asiáticas para impulsar el tráfico en el aeropuerto de Madrid, y ofreciendo tarifas reducidas así como promocionando España como aeropuerto internacional de plataforma en los destinos hacia Latinoamérica. Hasta ahora, sólo una línea aérea china, Air China, ofrece vuelos directos entre estos dos países, unos siete vuelos a la semana. Mientras que Italia cuenta con 28 vuelos semanales directos a China, en Francia se efectúan 70 y en Alemania 87.

Aunque los turistas chinos suelen visitar varios países durante sus viajes a Europa, es poco probable que incluyan a España en su ruta si tienen que aterrizar en otro país por motivos de situación geográfica, según declaró en la University of London el profesor Keven Lathan, autor de un libro sobre el turismo chino en Europa. "La ubicación de España es menos céntrica. Se tendrían que añadir dos o tres días más a estos circuitos para que fuera factible. No hay mucho más que pueda hacerse al respecto", afirmó en Madrid durante su visita a FITUR.

China se ha convertido en la fuente mundial de turistas de mayor crecimiento durante la última década, debido al aumento de los ingresos y a una mayor flexibilidad en las restricciones de los viajes internacionales, según informa la Organización Mundial de Turismo, con sede en Madrid.

Se prevé que este año más de 100 millones de ciudadanos chinos viajen al extranjero. España es el tercer país más visitado del mundo, después de Francia y Estados Unidos, y ha sido durante mucho tiempo uno de los destinos favoritos de los europeos, que vienen atraídos por el turismo de sol y playa principalmente.

Descontento entre los empresarios del sector turístico

Sin embargo, el año pasado tan solo visitaron España 288.000 turistas procedentes de China, según Turespaña, Organismo Nacional de Turismo. Si lo comparamos con Estados Unidos, en 2013 ese país acogió a 1,8 millones de visitantes chinos, según las últimas cifras disponibles, y en cuanto a Francia, el número de turistas chinos en ese año fue de más de 1,2 millones.

"Está claro que estamos perdiendo el tren del turismo chino", declaró Hilario Alfaro, presidente del Foro Empresarial de Madrid.

A pesar de que la industria turística española se encuentra abierta a iniciativas que persigan atraer el turismo chino, los líderes del sector se lamentan de que Madrid se encuentre a la cola, por detrás de muchas otras naciones europeas.

"España cuenta con apenas tres consulados en China, donde se emiten visados de entrada al país, en comparación con los ocho de Francia'', afirmó Alfaro. "Y además España exige que se recoja el visado en persona, lo cual desanima a los posibles viajeros procedentes de ciudades en las que no hay consulado'', agregó. Francia ofrece la entrega a domicilio de los visados, y EE.UU permite que puedan recogerse en sus sucursales bancarias en China. "Se debería conceder una medalla o hacerle un monumento a cada ciudadano chino que consigue llegar a España directamente desde su país, ya que es bastante difícil”, dijo Alfaro.

El turismo representa el 10,9% de la producción económica española y uno de cada nueve puestos de trabajo. El sector del turismo ha llevado a cabo iniciativas con el fin de adaptarse a las preferencias y gustos de los visitantes chinos, como parte de una estrategia más amplia que persigue aumentar los viajes con destino urbano. Hay que destacar que los turistas chinos se sitúan entre los que más gastan de todos los visitantes extranjeros a España.

Iniciativas empresariales para atraer el turismo chino

El año pasado, el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid comenzó a ofrecer planos con explicaciones en mandarín, siendo el primer museo importante de la capital española en dar este paso.

En Madrid, la cadena de grandes almacenes El Corte Inglés ofrece servicios especiales a los turistas chinos, como son un catálogo en mandarín y un restaurante chino de categoría.

Algunos hoteles también están sumándose a estas iniciativas y ofrecen pequeñas comodidades para complacer a los visitantes chinos. El hotel madrileño Silken Puerta de América, de cinco estrellas, ha renovado el menú de su cafetería y ha incluido platos que responden a los gustos chinos, como tallarines con pollo, ‘dim sum’ y arroz blanco en el desayuno. Así mismo, el hotel también ofrece acceso a un canal de la televisión china, guías de visitas por Madrid en mandarín y las habitaciones para estos huéspedes están equipadas con una tetera eléctrica.

Este hotel de estilo vanguardista registró a más de 6.000 clientes chinos el año pasado, más del doble que en 2013. Es uno de los pocos hoteles españoles que han obtenido el certificado "Chinese Friendly", ya que reúne los requisitos necesarios de adaptación a los gustos chinos. "Tenemos que adaptarnos de manera que el cliente se sienta como en casa", declaró la portavoz de la cadena Silken, Sara Díaz.

Normas