Menores contribuciones a planes privados y peores prestaciones

Vejez y pobreza se conjugan en femenino

Las mujeres ahorran menos y cobrarán menos pensión

Vejez y pobreza se conjugan en femenino

Pasan los años y hay cosas que no cambian. Esta vez nos referimos a la desigualdad salarial entre hombres y mujeres. La diferencia entre lo que ganan unos y otros en España por un trabajo de igual valor se situó al cierre de 2012 (última encuesta anual de estructura salarial publicada por el INE) en un 23,93%. La tasa más alta de los últimos cinco años, según el informe Trabajar igual, cobrar igual, elaborado por el sindicato UGT.

Y esa discriminación no solo se sufre en el día a día, también tiene consecuencias muy serias en el futuro, ya que las mujeres tienen que trabajar 11,5 años más que los hombres para cobrar la misma pensión.

De hecho, como muestran los datos manejados por VidaCaixa y el IESE en su estudio Impacto de las pensiones en la mujer. Jubilación y calidad de vida, cuando llega el momento del retiro, la pensión media de los hombres es de 1.067 euros, mientras que la de las féminas es de 659 euros, un 38% inferior, con el consiguiente riesgo de empobrecimiento.

¿Eso se traduce en que nosotras ahorremos más pensando en el futuro que nos espera? Lamentablemente, no, ya que la aportación media a un plan de pensiones privado es de 2.156 euros en los hombres y de 1.798 euros en las mujeres, concluye el mencionado trabajo de VidaCaixa. Y en todos los tramos de edad, la aportación media del hombre es superior a la de la mujer.

Las claves

47%
de la población española no jubilada ha empezado a ahorrar para la pensión, proporción muy inferior a la media europea (55%), según el ‘BlackRock Investor Pulse Survey’.

Trabajar más por menos
Las conclusiones del II Estudio mujer y planificación financiera, realizado por Optima Financial Planners, aseguran que las féminas tienen que trabajar 84 días más al año de media para ganar lo mismo que un hombre.

19.537
euros anuales cobraron de media las mujeres en 2012, 6.144 euros menos que los varones, a tenor de los datos del informe ‘Trabajar igual, cobrar igual’ de UGT.

En un estudio del Instituto Aviva de 2014, un 23,5% de mujeres aseguraba no ahorrar nada al mes frente al 20,4% de los hombres. En concreto, en el ahorro destinado a la jubilación, el 19,3% de estos declaraba estar haciéndolo en contraste con un 12,5% de mujeres.

“Una vez alcanzada la jubilación, las mujeres viven de media cuatro años más que los hombres. Esto implica que las mujeres deben ahorrar un 20% más que los hombres para tener la misma pensión cuando se jubilen. A pesar de esta realidad, es mayor el número de varones que ahorran respecto a las mujeres, en concreto un 7% más”, de acuerdo a un informe de Esade citado por Álvaro Monterde, experto de previsión social de March JLT, quien cree que esta diferencia no se debe a que los varones estén más sensibilizados con la necesidad de guardar para el futuro, sino a que “las mujeres reciben, de media, un salario menor y además sufren un mayor desempleo”.

Como muestran los datos del Barómetro Instituto Aviva sobre percepción de la jubilación, el grado de preocupación de las mujeres por mantener buen nivel de vida durante la jubilación no solo es cuatro puntos mayor que el de los varones (59% frente a 55%), sino que además ha ido creciendo a lo largo de 2014. ç

“Parece lógico, teniendo en cuenta que su esperanza de vida es, por término medio, superior a la de los hombres. Es más, las españolas son de las mujeres más longevas del mundo. En este sentido, también destaca el dato de que muestran más preocupación que las europeas ante el momento del retiro (59% frente a 57%)”, destaca María Jesús Carrasco, directora de bancaseguros de Aviva España

Así, más de la mitad de las mujeres españolas que están casadas o que viven en pareja (55%) confía en que su cónyuge será “extremadamente importante” como fuente de apoyo financiero durante su jubilación. “Pero hay que destacar que si se produce un divorcio o la pérdida de la pareja, la falta de ingresos puede derivar en una situación aún más dramática si cabe. Contar con un fondo de ahorro para cubrir imprevistos ayuda sin duda a superar situaciones de dificultad económica sin que los ahorros para la jubilación se vean reducidos”, concluye José Ramón Azurmendi, director de marketing estratégico y clientes de la aseguradora Aegon.

Además, las mujeres son conscientes de que su situación empeorará una vez alcanzado el momento de jubilarse. De hecho, el 72% de las españolas no cree que vaya a poder llevar una vida cómoda una vez abandone por completo la vida laboral, según datos de Aegon.

Normas