Las ventas suben un 8% y el ebitda, el 5%

Ferrovial gana un 45% menos ante menores extraordinarios

El beneficio ordinario mejora un 8,7%

Íñigo Meirás y Rafel del Pino, consejero delegado y presidente de Ferrovial, respectivamente.
Íñigo Meirás y Rafel del Pino, consejero delegado y presidente de Ferrovial, respectivamente.

Ferrovial cerró 2014 con un beneficio neto de 402 millones de euros, lo que implica una rebaja del 45% respecto a 2013 por menores extraordinarios. En ese último ejercicio el grupo que dirigen Rafael del Pino e Íñigo Meirás registró plusvalías por la desinversión en el aeropuerto de Stansted o la venta del 8,65% de Heathrow Airport Holding. En términos comparables, el beneficio ordinario mejoró un 8,7% en 2014.

El grupo de construcción, concesiones y servicios ha presentado sus resultados al cierre del mercado, con unos ingresos que mejoran un 8%, hasta los 8.802 millones de euros, con los negocios de servicios y la actividad internacional, que representa el 69% de las ventas totales, como principales motores.

El beneficio bruto de explotación (ebitda) de la compañía creció un 5%, hasta situarse en 983 millones de euros. Ferrovial ha resaltado el cobro de 565 millones de dividendo de sus dos activos más preciados: Heathrow (341 millones) y la autopista 407 ETR de Toronto (224 millones). Ambos aportan la mayor parte de los 595 millones cobrados el año pasado.

Excluídos los proyectos de infraestructuras, de los que cuelga deuda sin recurso a la matriz, el cash flow operativo fue de 1.076 millones, un 3% superior al de un año antes, mientras la posición de tesorería cae en idéntico porcentaje, un 3%, para marcar 1.632 millones en positivo tras el pago de 510 millones de dividendo e inversiones netas por 557 millones. La deuda incluidos los citados proyectos de infraestructuras se sitúa en 6.230 millones.

La cartera evoluciona en notable ascenso en el caso del área de Servicios, con 22.369 millones (un 20% más y el 71% internacional), mientras que la de Construcción aumenta un 3% y llega a los 8.091 millones (76% exterior). La suma de ambas es de 30.460 millones, el 71% internacional, y supone un registro histórico para la empresa.

Los resultados serán aprobados en la junta de accionistas fijada para el 27 de marzo, a la que Ferrovial llevará un dividendo flexible de unos 0,69 euros, un 3,5% superior a los 0,67 de 2014, y la recompra y amortización de 18 millones de acciones por un máximo de 250 millones de euros.

Autopistas

Las ventas del área de Autopistas (432 millones) suben un ligero 0,6%, mientras el ebitda (257 millones) cae un 7%. La división se nutre especialmente del dividendo que paga la carretera canadiense de peaje 407 ETR, con 224 millones el año pasado. Esta última, activo estrella de la división, mejoró un 11% los ingresos y un 3,4% su tráfico, tras lo que elevó el dividendo un 7%, hasta los 730 millones. Las basuras del ayuntamiento de Madrid, distintos contratos del Metro de Londres o un tramo de la autopista australiana Pacific Highway están entre las últimas adjudicaciones.

La compañía ha sumado a su cesta de activos la autopista I77 de Carolina del Norte en Estados Unidos, país en el que tiene presentadas ofertas en distintos concursos, al igual que en Australia y Canadá.

Servicios

El área de Servicios que dirige Santiago Olivares se confirma como principal pulmón del grupo tanto en ventas como en ebitda. En el primer caso, ofreció una facturación en 2014 de 4.401 millones (un 20% más), mientras el ebitda crece un 21%y se sitúa en 387 millones. Ferrovial, propietaria de referencias como Cespa, Amey y Enterprise, entre otras filiales, sigue buscando una adquisición de calado para reforzarse en este negocio tras el intento fallido de opa sobre la australiana Transfield Services.

En su presentación ante los analistas, Ferrovial ha hecho hincapié en la buena evolución de la actividad de servicios en Reino Unido y el ritmo más modesto del negocio en España, afectado principalmente por los recortes en las Administraciones locales.

Construcción

La facturación de Ferrovial Agromán sigue acusando la crisis de la obra pública en España. Los 3.942 millones declarados suponen un descenso del 3%. El ebitda, por su parte, sube un 2% y el margen se sitúa en un alto 8,8% (en el sector no es habitual superar el 7%), con la suma de 40 puntos básicos en el último ejercicio.

En la presentación de resultados se ha destacado una mejora del 41% en la cartera de contratos de la filial polaca Budimex, que alcanza los 6.100 millones de zlotys (1.466 millones de euros), así como el peso de las adjudicaciones en Estados Unidos, con el 32% de una reserva total de 8.091 millones en contratos.

Heathrow

El grupo HAH, que engloba al aeropuerto londinense de Heathrow, alcanzó 2.692 millones de libras, con un alza del 9%. El ebitda mejoró un 13%, hasta los 1.541 millones de libras. Ferrovial cuenta con el 25% de participación y consolida por el método de la participación.

A la caza de oportunidades "sin sobreprecio"

Ferrovial sigue buscando “activamente” nuevas oportunidades de crecimiento que no supongan pagar sobreprecios y que se ajusten a la disciplina financera de la compañía, despues de que desistiera de entrar en el capital del grupo de aeropuertos Aena y de adquirir la australiana Transfield.

Así lo indicó el consejero delegado de la compañía, Íñigo Meirás, que señaló a Norteamérica, Australia y Reino Unido como principales mercados estratégicos en los que el grupo busca crecer en sus tres áreas de negocio, construcción, servicios y concesiones de autopistas y aeropuertos.

Meirás defendió ante los analistas la estrategia de “crecimiento rentable” del grupo. “La buena marcha de nuestros negocios, la constante disciplina financiera y el acierto en las operaciones corporativas han confirmado nuestro compromiso con el crecimiento rentable”, indicó.

De su lado, el presidente del grupo, Rafael del Pino, tras presentar los resultados de 2014, destacó que Ferrovial cuenta con una “buena posición” para continuar “invirtiendo, creciendo y remunerando al accionista”.

Normas