Ultima el precio de alquiler de las antenas al operador italiano

Abertis sacará Telecom a Bolsa tras la inminente toma de las torres de Wind

Tobías Martínez, consejero delegado de Abertis Telecom.
Tobías Martínez, consejero delegado de Abertis Telecom.

El esperado debut en el parqué de Abertis Telecom Terrestre busca pista de despegue. Antes de lanzarse la operación debía celebrarse la presentación de los resultados anuales del grupo Abertis, lo que sucedió la semana pasada, y cerrarse un pacto para la incorporación de las antenas de telefonía del operador italiano de móviles Wind Telecomunicazioni, lo que lleva alguna semana de retraso.

La compra se negocia en exclusiva desde primeros de mes y se trata, en la recta final, de fijar las condiciones en que el actual propietario se quedará como inquilino de las antenas. La operación no está exenta de dificultades al ser activos mantenidos y operados por Wind y que deben ser segregados. La facturación y ebitda del paquete dependerá, en manos de Abertis Telecom, del citado precio de arrendamiento.

El éxito de esta última ofensiva es clave para la valoración de Abertis Telecom, pero de no llegar a buen puerto no frenará la salida a Bolsa. La externalización del negocio de towering es una tendencia en el mercado de telecomunicaciones y si no es en Italia, Abertis Telecom tanteará posibilidades en Portugal, Reino Unido o Alemania.

En todo caso, la baza más próxima y segura es la de Wind. Abertis Telecom contaría con 6.000 nuevas torres en el mercado italiano, donde ya adquirió el año pasado TowerCo, filial del grupo Atlantia con 321 torres móviles.

El paquete perseguido ahora está valorado entre los 700 y los 800 millones de euros. Su incorporación supondrá un salto notable para la filial, con un valor en libros de 408 millones, y su parque de 7.500 torres (5.900 de telefonía móvil) entre España e Italia.

Estructura de la OPV

El grupo que dirigen Salvador Alemany y Francisco Reynés tiene claro que seguirá controlando la gestión de Abertis Telecom tras la OPV dirigida a institucionales, pero se debate internamente el porcentaje a colocar.

La porción en venta dependerá del apetito en el mercado: a mayor precio y demanda, mayor oferta. Ante un mercado conservador, Abertis lanzaría una OPV más modesta con el fin de incrementar el capital flotante en el futuro o tantear algún socio estable.

Mientras se despeja el horizonte y se trabaja en los borradores de la documentación, también se busca crear un consejo de administración con independientes extranjeros y en el que el actual consejero delegado, Tobías Martínez, tendrá la batuta.

La presidencia de Telecom está actualmente en manos del consejero delegado y vicepresidente de Abertis, Francisco Reynés, que podría ceder el puesto a un presidente no ejecutivo con un fuerte papel de representación institucional.

El área de infraestructuras terrestres de telecomunicaciones de Abertis cerró el ejercicio 2014 con unos ingresos de 436 millones y un ebitda de 179 millones (41,1% de margen bruto de explotación). Entre sus principales filiales figuran Retevisión, Tradia y TowerCo. Además de haberse convertido en un especialista en alquilar y mantenimiento de torres de telefonía, Abertis Telecom Terrestre ofrece señal de televisión digital terrestre a un 99% de la población española. Una tercera pata de negocio, más incipiente, es la del desarrollo de soluciones para smart cities.

Normas