El líder socialista pide una solución duradera para Grecia

Sánchez y Gónzalez critican las recetas austeras de la UE

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE
Pedro Sánchez, secretario general del PSOE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha defendido este sábado que la UE necesita encontrar una “solución duradera” a la crisis griega, pero ha alertado de que esto no va a llegar de “amenazas unilaterales o impulsos nacionalistas”, sino de “más Europa”, aunque, eso sí, “una Europa diferente”.

Así lo ha señalado el líder de los socialistas en la apertura de la cumbre del Partido Socialista Europeo, que reúne en Madrid a cerca de 40 dirigentes de esta familia política, entre los que se encuentran cuatro primeros ministros, como el francés Manuel Valls, y cuatro comisarios de la UE, además del vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, y el presidente del Parlamento europeo, Martin Schulz.

Después de una primera intervención del expresidente Felipe González, ha tomado la palabra el líder de los socialistas, que se ha dirigido a sus colegas en inglés, a quienes ha agradecido que hayan acudido a esta cita en España, “en un momento decisivo para Europa y en un año electoral crítico para España”.

El máximo dirigente del PSOE se ha referido a la situación en Grecia y ha defendido que la solución pasa por un plan que responda a las preocupaciones de los griegos, pero que al mismo tiempo sea aceptable para los Gobiernos de la UE y de las personas ante las que tienen que rendir cuentas. “Y tenemos que deshacernos de la Troika”, ha señalado.

Además, Sánchez ha apuntado que “más Europa” también supone profundizar la integración y el fortalecimiento del marco institucional, es decir, dar otro paso en la unión económica y monetaria hacia una unión fiscal adecuada y establecer un pilar social fuerte. “Todo esto debe apuntalarse con nuevos mecanismos de rendición de cuentas para una gobernanza verdaderamente democrática de la Eurozona”, ha recalcado.

Sánchez también ha ha arremetido contra las recetas de Rajoy frente a la crisis en su discurso de apertura de la reunión anual del Partido de los Socialistas Europeos (PSE) que se celebra en el recinto ferial de Ifema de Madrid con la asistencia de unos 40 dirigentes socialdemócratas.

En una intervención íntegramente en inglés, Sánchez ha reconocido que “lo peor de la recesión” en Europa parece quedar atrás, pero ha opinado que el crecimiento es “demasiado bajo”, los niveles de desempleo son todavía “inaceptables” y existe el riesgo de deflación. “Las políticas conservadoras en Europa están minando la cohesión social”, ha denunciado el líder del PSOE.

Felipe González, contra el "austericido"

El expresidente del Gobierno Felipe González ha defendido este sábado la necesidad de parar el “austericidio” en Europa y ha llamado a los partidos socialdemócratas a asumir el liderazgo que permita devolver su “identidad” a la Unión Europea que le permita volver a tener una “economía altamente competitiva” para ocupar un “nuevo papel dentro de la globalización”.

“La coyuntura exige que paremos el austericidio”, ha defendido González, que ha sido el encargado de inaugurar la reunión del Partido Socialista Europeo (PES) en Madrid. El expresdiente ha reclamado que se debe acabar con las políticas de austeridad que no permiten “a los pueblos crecer y generar empleos” puesto que esto supone “una austeridad suicida”.

En opinión de González, “la esperanza de Europa es que los progresistas sean capaces de devolverle su identidad con visión del siglo XXI” . “Sois la esperanza de este viejo socialdemócrata que no se resigna”, ha afirmado.

Por otra parte, el expresidente ha hecho especial hincapié en su intervención en el actual conflicto en Ucrania y ha denunciado que el presidente ruso, Vladimir Putin, tiene “un designio claro” de anexionar el este de Ucrania con Crimea. Con ello, ha añadido, lo que busca es que el resto de Ucrania sea “un estado inviable”.

“Ese designio lo tenemos que parar todos los europeos”, ha reclamado, y no solo Francia y Alemania, puesto que “es un problema de la UE”. Así, ha reclamado “decir claramente a Putin que esa política supone claramente darse un tiro en el pie”.

Normas