Primera revisión en un año cuando pasó de Baa3 al actual Baa2

Moody’s se prepara para mejorar el rating de España

España e Italia están en el mismo escalón de calificación crediticia para Moody’s, en Baa2. Pero esta igualdad podría cambiar a partir de hoy ya que el mercado está descontando que la agencia de calificación mejore la nota que tiene para la deuda de España. Este sería el primer cambio desde que hace justo un año, en febrero de 2014, Moody’s elevara a España desde Baa3.

Los analistas de Citi apuestan por este cambio inminente y que va a suponer que España se desmarque del resto de países periféricos. “La mejora de las perspectivas de crecimiento (2,2% en 2015, Italia 0,4% en 2015), la implementación exitosa de las reformas y la caída de los costes unitarios”, son algunas de las razones que, a juicio de Citi, ha llevado a Moody's a mejorar su visión sobre España.

Las previsiones de crecimiento económico que la agencia de calificación tenía para España se quedaron cortas el año pasado, período en el que esperaba una mejora del PIB del 1,2% y que, finalmente fue del 1,4% (una tasa interanual del 2% para el cuarto trimestre solo). Para 2015, los anañistas de Citi prevén que el crecimiento sea alrededor de 2,2% frente al 1,6% en 2015.

La visión de otras agencias

Para S&P, España tiene una nota más alta que Italia. A esta última la rebajó desde Bbb a Bbb- el pasado 5 de diciembre. Además de Citi, otras firmas ven razones más que fundadas para que las agencias de calificación desmarquen a España del resto de los países periféricos. “Ha pasado casi un año desde que la agencia Moody´s evaluase por última vez la solvencia de la deuda española y son muchos los factores que han cambiado en estos doce meses. A día de hoy, la deuda a largo plazo española mantiene para la agencia Moody´s el rating de Baa2, equivalente al BBB que también le otorga la agencia S&P y un escalón por debajo del BBB+ que Fitch dió a nuestra deuda en octubre. Es precisamente esta última agencia la única que nos ha evaluado en los últimos 9 meses”, explica Javier Urones, analista de XTB.

Por todo ello, desde la firma de análisis esperan que la agencia Moody´s aumente al menos en un escalón, a Baa1 el rating de nuestro país, “máxime si tenemos en cuenta que la mayor parte de los indicadores macroeconómicos ofrecen a día de hoy resultados mucho más favorables para nuestra economía de los que ofrecían hace un año. Además, nuestro diferencial frente a la deuda germana, considerada activo de referencia en el mercado de deuda europeo, se ha estrechado desde los 188 puntos a 120, un 37% menos, como consecuencia del encadenamiento de buenos datos tanto de crecimiento como de empleo en nuestro país”.

En este sentido, Ignacio de la Torre, socio de Arcano, añade que se está registrando una mejora del déficit fiscal de España que no estaba descontado. “El sistema fiscal español es extremadamente sensible al ciclo económico. Cuando van mal las cosas, se deja de recaudar y se hace un boquete en las finanzas públicas. Igualmente, cuando la situación se da la vuelta, se recauda mucho más”, explica el experto.

En las últimas semanas, son numerosos los organismos o las firmas que revisan los datos de crecimiento de la economía española. Hace un año, el servicio de estudios del BBVA creía que el producto interior bruto (PIB) apenas avanzaría un 1% en 2014, tras seis años de recesión, para rozar el 2% en 2015. Y era de los más optimistas. Ahora, los datos de contabilidad nacional acaban de certificar que el crecimiento fue del 1,4% en 2014 y, a cada nueva estimación, el pronóstico sobre lo que ocurrirá este año se mejora: BBVA Research sitúa ahora su predicción en el 2,7% para 2015, tasa que también augura para 2016. “La recuperación tiene el viento de cola”, sintetizó Rafael Domenech, responsable para economías avanzadas del servicio de estudios, en la presentación la semana pasada.

Normas