La filial de seguros de La Caixa ganó 872 millones el año pasado

VidaCaixa duplicó su beneficio por las plusvalías de la venta de deuda

La compañía roza los 55.000 millones de euros de recursos gestionados

El voluen de primas y aportaciones creción un 10,4% el año pasado

Tomás Muniesa, consejero delegado de VidaCaixa, y Antonio Trueba, director general.
Tomás Muniesa, consejero delegado de VidaCaixa, y Antonio Trueba, director general.

Efecto Draghi más Basilea III. Esos han sido los dos factores que han llevado a VidaCaixa, la filial aseguradora de CaixaBank, a duplicar su beneficio y ganar 871,6 millones de euros en 2014. La aseguradora, que ha presentado resultados hoy, ha explicado que durante el pasado ejercicio, con la entrada en vigor de la nueva normativa de solvencia bancaria -Basilea III-, la compañía veía penalizada su exceso de capital, lo que le llevó a acometer dos operaciones de reducción de capital.

En marzo de 2014 VidaCaixa redujo capital en 1.000 millones de euros, y en diciembre lo redujo en otros 833 millones de euros. En estas operaciones, ejectuadas vendiendo carteras de deuda pública española compradas a muy buen precio, la aseguradora logró generar plusvalías por un importe de 438 millones de euros, que explican la mitad del beneficio obtenido el año pasado.

"Teníamos exceso de capital de las diferentes compañías de seguros que hemos ido absorbiendo por el proceso de concentración bancaria, especialmente cuatro aseguradoras provenientes de Banca Cívica", explica Tomás Muniesa, consejero delegado de VidaCaixa. "Durante un tiempo no nos penalizaba el exceso de capital de estas compañías, pero con la llegada de Basilea III ha cambiado la normativa y hemos optado por acelerar el proceso".

En la venta de deuda pública española a largo plazo la compañía se ha beneficiado de la fuerte corrección de precios que se produjo a partir de 2013, cuando el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, se comprometió en firme con el futuro del euro y logró una espectaular revalorización de los precios de la deuda pública de los países periféricos de la Unión Europea.

Sin el efecto plusvalías de la venta de bonos, el beneficio neto de VidaCaixa habría estado en el entorno de los 350 millones de euros, según Muniesa. El directivo explica que en los próximos ejercicios lo normal sería que la compañía ganara entre 300 y 400 millones de euros.

Al margen de los extraordinarios, la filial aseguradora de La Caixa registró un buen comportamiento de casi todas sus líneasde negocio. Los ingresos por primas vinculadas a seguros de vida riesgo crecieron un 11,4%, hasta sumar 593,4 millones de euros. La evolución de los seguros de vida ahorro fue más modesta, del 4%, hasta alcanzar 4.946 millones de euros en primas. Por último, el volumen gestionado en planes de pensiones creció un 32,2%, hasta 1.801,2 millones de euros. 

En términos de recursos gestionados, VidaCaixa alcanzó los 54.856 millones de euros, lo que supone un incremento del 9,6% respecto al año anterior.

Perspectivas

Respecto a las perspectivas de negocio para el ejercicio 2015, Muniesa ha recordado que para el sector asegurador es difícil el actual entorno de tipos bajos, "que durará por lo menos dos años más". El directivo considera que a medio plazo los tipos de interés estarán instalados en un nivel entre el 3% y el 4%, ligeramente por encima del objetivo de inflación fijado por el BCE. "Estos bajos tipos de interés nos obligarán a ser más creativos para buscar rentabilidades para nuestros clientes, pero estos también deberán acostumbrarse a este nuevo entorno".

Entre las iniciativas más importantes que acometerá VidaCaixa este ejercicio está el desarrollo del programa Caixafu[Tu]ro que busca concienciar más a los clientes sobre la necesidad de ahorrar para disponer de un capital con el que completar su pensión de jubilación, y asesorarles sobre qué productos son los más convenientes. "Con el nuevo entorno de tipos bajos se va a acabar la tradición de acumular un patrimonio y vivir de los intereses.

Dentro de este enfoque, la compañía lanzará este año un producto que favorezca la conversión de patrimonio poco líquido, como los inmuebles, en capital financiero que genera rentas

Normas