Cómo pueden las pymes ahorrar energía

Las empresas españolas procuran ahorrar energía y dinero en las facturas de luz. Sin embargo, siguen estando por detrás de otros países europeos. La empresa comparadora online kelisto.es ha elaborado una lista de consejos para que las pymes ahorren energía y contribuyan a la mejora del medio ambiente.

Cómo pueden las pymes ahorrar energía

La subida de la factura de la luz, unido a la crisis, ha hecho que las empresas en España se hayan empezado a preocupar por el ahorro energético en los lugares de trabajo, como las oficinas. Sin embargo, España todavía está por detrás de otros países europeos como Francia, Alemania o Reino Unido en la implantación de mejoras energéticas, según el Plan de Ahorro y Eficiencia Energética 2011-2020 publicado por el IDAE.

Las pymes pueden ahorrarse 1.550 millones de euros al año

El potencial de ahorro que tienen las empresas es muy grande. Cambiando determinados hábitos y conductas de consumo se podría llegar a ahorrar hasta un 20% de energía cada empresa. A gran escala, si las pymes en España siguieran estos consejos podrían reducir un 22% la emisiones de CO2, además de que supondría un ahorro de 1.550 millones de euros al año. Para conseguir este ahorro y que las compañías en España conozcan qué prácticas deben poner en marcha o eliminar, la web comparadora kelisto.es ha elaborado una lista de consejos con el objetivo de que las pymes puedan ahorrar en las facturas de la luz y, además, contribuir a la ayuda del medio ambiente.

Consejos para ahorrar energía

  • En primer lugar, los servicios y equipos básicos como los ordenadores, pantallas, teléfonos, etc. deben apagarse del todo cuando no se están utilizando. El modo stand by también consume y además, reduce la vida del aparato. Además, es muy recomendable que los aparatos electrónicos sean de alta eficiencia. Cuando el equipo está obsoleto gasta más energía que uno nuevo y, además, requiere un mayor mantenimiento y reparaciones.
  • En lo que se refiere a luz, es muy importante aprovechar la luz solar siempre que se pueda. No sólo por el ahorro, también por salud, ya que es mucho menos dañina para el ojo. Una vez haya que encender la luz, optar siempre por bombillas de bajo consumo o LED, que consumen menos energía y duran mucho más. Además, se debe cuidar que siempre estén limpias, para evitar pérdida de luz. En la medida de lo posible, la pared debe estar pintada con colores claros que reflejen la luz.
  • Con respecto a la climatización, lo más barato es un sistema de aire con bomba de calor. De esta manera, en verano se tendrá aire acondicionado y en verano aire caliente. Este sistema permite un ahorro de hasta el 80%. Para elegir una temperatura ideal, que sea agradable y, a la vez, ahorre costes, sería 20 grados en invierno y 24 en verano.
Normas