Pagará en efectivo el último dividendo correspondiente a 2014

CaixaBank ofrece 1.082 millones por el 55,9% que no posee del banco luso BPI

Informe de resultados de Caixabank en manos de un periodista. Ampliar foto
Informe de resultados de Caixabank en manos de un periodista. Reuters

Caixabank ha lanzado una oferta pública de adquisición (opa) sobre el 100% del capital de BPI, el tercer banco privado portugués, según ha explicado la entidad a la CNMV. La entidad catalana ofrecerá 1,329 euros por cada una de las 814,5 millones de accione que no controla y que suponen el 55,9% del capital de BPI.

Actualmente, CaixaBank tiene el 44% del capital pero solo puede votar por el 20% debido a las normas internas de BPI. Caixabank necesita que la entidad portuguesa derogue esa condición en una junta de accionistas que se celebrará tras la opa. Al cierre de este lunes en Bolsa, el banco valía 1.520 millones, si bien la opa supondrá una prima atractiva para los accionistas. A su regreso al parqué tras una suspensión de una hora, los títulos de BPI se intercambiaban a un precio de 1,312 euros por acción, con una revalorización del 25%.

Este es un "paso lógico en la expansión internacional de Caixabank", asegura el banco,

La entidad presidida por Isidro Fainé, que tiene previsto pagar en metálico, se convertía así en el cuarto mayor banco de Portugal, al controlar una entidad de 42.600 millones en activos. El líder en el país es la entidad pública Caixa Geral de Depósitos, seguida por Novo Banco y BCP.

Seguirá como sociedad cotizada
La voluntad de CaixaBank es que BPI continúe como sociedad cotizada tras la finalización de la OPA. Cuenta, para ello, con aquellos accionistas (incluidos los representados en el consejo de administración de BPI) que decidan no vender sus acciones en la OPA. Mantendrá, además, al actual consejo direcivo al frente de banco, "cuya gestión prudente y eficaz ha logrado proteger a BPI de la inestabilidad que ha afectado al sistema financiero estos últimos años".

Este es un "paso lógico en la expansión internacional de Caixabank", asegura el banco, "dado su conocimiento de BPI y del mercado bancario portugués". La entidad opera en el país desde 1995. Para Caixabank, además, supone una "transacción de bajo riesgo", toda vez qe el banco luso ha repagado totalmente sus bonos convertibles.

Dividendo
Caixabank, por otra parte, ha anunciado su decisión de proponer a la Junta General Ordinaria de Accionistas que el último pago de la retribución prevista correspondiente al ejercicio 2014, que se debería abonar en junio de 2015, sea en efectivo. CaixaBank inicia, de esta forma, el cambio en su política de remuneración combinando la opción de elegir entre acciones o efectivo (Programa Dividendo/Acción) con pagos íntegramente en efectivo.

"CaixaBank", asegura la propia entidad, "espera seguir combinando ambos sistemas de remuneración en el ejercicio 2015, con aumento de los pagos íntegramente en efectivo en 2016".

Normas
Entra en El País para participar