El colocador Merrill Lynch ha intentado sostener al valor

Saeta Yield cae un 4,3% en su estreno bursátil

Estreno de Saeta en el parqué de la Bolsa de Madrid.
Estreno de Saeta en el parqué de la Bolsa de Madrid.


Menos de una semana después de que el parqué recibiera a Aena, el mercado asiste al estreno de Saeta Yield, la filial de energías renovables del grupo ACS. La compañía se ha estrenado con un repunte del 0,48%, hasta los 10,50 euros. La expectación generada por esta salida a Bolsa ha sido menor que la que despertó Aena por el volumen de la operación y al no contar con tramo minorista. En el cierre, la empresa ha caído un 4,3% en el peor estreno en la Bolsa española desde el de Dia en 2011.

Merril Lynch, que ha ejercicido como colocador y es el agente de estabilización de la OPV, ha sido el bróker que más acciones de Saeta Yield ha comprado.- En concreto, ha adquirido 3,62 millones de acciones por un valor de 38,1 millones de euros por delante de BBVA Bolsa y Mercavalor. Los mayores vendedores han sido Morgan Stanley, JPMorgan y Deutsche Bank.

Con este salto al parqué, Saeta se convierte en la primera yieldco que sale a cotizar en toda Europa. La compañía arranca con una capitalización de 852 millones de euros, el precio más bajo de la banda que se situaba entre 10,45 y 12,25 euros por título.

En virtud de este precio, ACS ingresará finalmente un total de 642 millones de euros con Saeta. Este importe incluye la colocación en el mercado del 51% del capital de la sociedad y la venta en paralelo al fondo estadounidense GIP de otro 24,4% del capital de la compañía.

Además, según ha informado ACS a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a través de un hecho relevante, esta operación permitirá a la compañía presidida por Florentino Pérez reducir su deuda en 1.435,8 millones de euros.

Además, con el debut en el mercado de Saeta, el grupo de construcción y servicios cumple su objetivo de vender parte de su negocio de renovables, incluido en el plan de desinversiones que lleva a cabo para reducir su endeudamiento. El pasivo vinculado a su actividad en energías limpias se sitúa en unos 2.000 millones de euros.

José Luis Martínez Dalmau, presidente de Saeta Yield, ha sido el encargado de dar el tradicional toque de campana. En su discurso ha destacado que "para nosotros es una enorme satisfacción que la primera yieldco europea inicia su cotización en España". En su intervención ha señalado que Saeta Yield "es una compañía cuya vocación es proporcionar valor a sus accionistas combinando dividendo y crecimiento".

Florentino Pérez, presidente de ACS, también ha acudido a la puesta de largo en Bolsa de Saeta Yield, aunque no ha ofrecido ningún discurso. Pérez se ha mostrado contento por ser la primera yieldco que debuta en Europa, "lo cual no es fácil", y porque la buena acogida entre los inversores internacionales de las acciones de Saeta Yield "demuestra el apoyo del mercado a la reforma energética en España".

Precisamente fuentes del mercado explican que la legislación de la energía en nuestro país fue, junto al panorama político español, la cuestión por la que más preguntaron los inversores institucionales en su gira para captar compradores. En torno a un 70% de los inversores institucionales que han acudido a la OPV son europeos y un 30%, norteamericanos, donde se incluye el inversor George Soros y distintos fondos internacionales de pensiones y de inversión. También hay inversores españoles, pues todas las grandes gestoras han entrado en Saeta Yield. Entre ellas, Santander.

El reparto del dividendo es el principal atractivo de la empresa. Este año, destinará a la retribución al accionista 57 millones de euros. El pago del dividendo se realizará de forma trimestral y el pay out será del 90%. La rentabilidad por dividendo será del 6,7%, la mayor de la Bolsa española, este año y el próximo. Para 2017, fuentes del mercado indican que la voluntad de la empresa es aumentar su dividendo notablemente.

Esta operación ha sido muy bien valorada por parte de los analistas por los efectos positivos que tendrá precisamente para su matriz, ACS. "Noticia positiva para ACS ya que  la desconsolidación definitiva de la deuda asociada a los activos renovables y por la generación de un flujo  de caja de 630 millones de euros", explican desde Bankinter.

Saeta es una 'yieldco' a la que ACS ha traspasado una cartera de activos formada por 16 parques eólicos ubicados en España, que suman una potencia de 539 megavatios (MW), y tres plantas termosolares, también en el mercado doméstico, que generan 150 MW.

ACS, que será primer accionista de la empresa con un 25,5% de su capital, prevé aportar en los próximos dos años nuevos lotes de activos de generación de energía limpia a esta nueva filial, que tendrá además derecho de compra preferente de los nuevos activos de energía limpia que construya el grupo.

Saeta salta al parqué con el compromiso de repartir “un dividendo trimestral regular” a partir de este mismo primer trimestre de 2015. Para este ejercicio, estima abonar a sus socios un total de 57 millones de euros.

El presidente de Saeta, José Luis Martínez Dalmau, será el encargado realizar el tradicional toque de campana con el que a las 12.00 horas de mañana lunes empezará a cotizar esta nueva empresa de instalaciones de energía 'verde'.

Normas
Entra en El País para participar