Se estrena hoy a las 12.00 horas

Los grandes fondos españoles apuestan por Saeta en su debut

Florentino Pérez, presidente de ACS, el primer accionista de Saeta Yield.
Florentino Pérez, presidente de ACS, el primer accionista de Saeta Yield.

Saeta Yield, filial de ACS, debuta hoy en la Bolsa española. El 30% de los compradores de la colocación son estadounidenses y el 70%, europeos. La demanda de las gestoras españolas también ha sido muy fuerte.

Aena ha allanado el camino a los debut en la Bolsa española. La gran acogida entre los extranjeros del gestor de aeropuertos ha ayudado a la filial de energías renovables de ACS, Saeta Yield, que se estrena hoy a las 12.00 horas en la Bolsa.

Gestoras foráneas se han hecho con el 95% del importe colocado en la OPV de Aena. A la colocación de Saeta Yield, que no ha contado con tramo minorista, han acudido inversores de todo el planeta, con una fuerte presencia de estadounidenses. El road show (presentación entre inversores) en Nueva York ha ido especialmente bien. Entre ellos, ha comprado uno los hedge funds del inversor de origen húngaro George Soros.

Pero también las grandes gestoras españolas han dado fuertes órdenes de compra, explican fuentes conocedoras del libro de órdenes. La demanda europea ha supuesto el 70%, una cifra superior al 50% que compraron en Aena. El dividendo prometido ha vuelto a ser el gran reclamo de la debutante. Al precio fijado, 10,45 euros por acción –el mínimo de la banda orientativa, que llegaba a los 12,25 euros– su rentabilidad por dividendo será del 6,7% y se situará en los primeros puestos de la lista según este criterio de toda la Bolsa española. En el Ibex, le siguen Repsol, con un 6%, Telefónica (5,9%) y BME (5%), según Factset. Fuera del índice, solo Dinamia le hace sombra con más de un 7%.

Los coordinadores de la operación –Merrill Lynch, Société Générale, Citi y Key Capital, asesor de ACS y de la propia Saeta Yield– han optado por dar margen de recorrido a la compañía en Bolsa. Fuentes conocedoras de la marcha de la operación indican que contaban con demanda de dos veces el importe de la colocación a ese precio. Es decir, por unos 900 millones, frente a los 435 vendidos.

En función de que se amplíe la operación, a través de la clásica opción conocida como green shoe, la empresa que preside Florentino Pérez se reserva la posibilidad de colocar en el mercado otros 4,16 millones de títulos. Eso sí, ACS seguirá siendo el primer accionista, con entre un 24,6% y un 22%. El fondo estadounidense especializado en energías renovables GIP tendrá entre el 24,4% y el 21,9%.

Debuta hoy con un valor bursátil de 853 millones

La compañía sale escoltada por una importante demanda insatisfecha y con el compromiso de entregar 57 millones de euros anuales en dividendos entre 2015 y 2016. Repartirá el dinero a sus socios trimestralmente. Saeta Yield saldrá con una ratio de deuda financiera neta (unos 1.000 millones) más capitalización (853 millones) entre el ebitda estimado para 2015 de 12,7 veces, según Sabadell. “Nosotros teníamos dudas del éxito de la OPV a estos múltiplos, cuando el sector renovable cotiza a una
media de nueve veces. Podemos entender prima por los activos termosolares [...]”, añaden. La salida a Bolsa de Saeta servirá para que ACS reduzca su deuda económica un 12,4% (por la entrada de ingresos y por desconsolidar 1.016 millones de euros). Sabadell calcula que la operación sumará un 5% al precio objetivo de ACS, hasta 38,5 euros por acción.

Normas
Entra en El País para participar