Pone su nota en B- y mantiene la perspectiva negativa
Alexis Tsipras, primer ministro griego
Alexis Tsipras, primer ministro griego

Standard & Poor’s rebaja un escalón el rating de Grecia

Dicho y hecho. Si la semana pasada la agencia Standar & Poor´s (S&P) puso en perspectiva negativa la calificación soberana de Grecia por la llegada al poder de Syriza, hoy ha decidido rebajar en un escalón la nota del país. La agencia de calificación de riesgos deja el rating de Grecia en B- con perspectiva negativa, es decir, podría seguir bajándolo.

En el comunicado, S&P indica que las restricciones de liquidez para los bancos griegos reduce el margen de acción del nuevo Gobierno para alcanzar un nuevo acuerdo con los acreedores sobre su programa financiero. Además, la agencia de calificación de riesgos señala que la incertidumbre sobre un acuerdo podría aumentar el temor a más fugas de depósitos y caída de la inversión en el país.

Asimismo, S&P señala que la prolongación de las conversaciones con sus acreedores podría conducir, en el peor de los casos, a controles de capital, pérdida de acceso a la financiación de último recurso y una posible salida del euro.

Entre las razones que llevan a S&P a mantener en perspectiva negativa el rating de Grecia está también su elevada ratio de deuda sobre el PIB (que cifra en el 178%). El 13 de marzo, S&P volverá a hablar sobre la calificación crediticia de Grecia.

En esa fecha, Standard & Poor's podría confirmar el rating de Grecia si considera que las negociaciones con sus acreedores culminarán en un acuerdo con suficiente financiación para que pueda cumplir con sus obligaciones.

Por el contrario, podría rebajarlo si ve más probable un canje desordenado de la deuda comercial griega porque se ha reducido la ayuda, la necesidad de endeudamiento se ha deteriorado más de lo previsto o su financiación externa está en una situación de mayor presión.