Pequeños gigantes
Collares ‘prêt-à-porter’ para perros y amos con estilo

Collares ‘prêt-à-porter’ para perros y amos con estilo

Presenta dos colecciones al año. Usa para sus diseños estampados y tejidos de edición limitada con las últimas tendencias de las pasarelas internacionales y además practica la cultura handmade (hecho a mano). No se equivoque. No es una nueva marca de ropa para señoras. Se trata de la firma catalana Brott Barcelona, que diseña collares y correas con estilo para perros desde hace algo más de cinco años.

Para Marta Huguet y Marc Velasco, los dos emprendedores que fundaron esta marca destinada al universo canino, no es una leyenda urbana que los perros se parecen a sus dueños. “O viceversa”, asegura Velasco cuando intenta explicar que las personas se suelen identificar con un tipo de perro por su carácter (“o el tuyo”), la raza, la complexión... Y esto es exactamente lo que pretendieron estos profesionales, procedentes del mundo del diseño y amantes de los animales, al poner en marcha este taller, totalmente artesanal, que actualmente vende al año más de 10.000 collares de diseño en España y el resto del mundo.

“Al igual que el diseño de camisas para hombres o trajes para las féminas, por qué no diseñar collares para perros”, de paso, acordes con el estilo y la personalidad de los dueños, dice Velasco. Como no podía ser de otra forma, la idea se fraguó cuando esta pareja de treintañeros adoptó a Nela, una hembra de galgo, para la que no eran capaces de encontrar en el mercado nada que les gustara, bien por el estilo normalmente muy sobrio o estándar o bien por la agresividad de los collares, en la mayoría de los casos de cuero, material más recio y malo que el de uso humano.

Más tarde vino otro galgo, Brot. Les enterneció especialmente esta raza, ya que suele ser utilizada para la caza y las carreras, “sobre todo de Castilla para abajo”, durante un par de años y en muchas ocasiones, después, maltratada o abandonada. Por ello, cuentan con una colección exclusiva con un sistema antiescape (Martingale), el más seguro para su fisonomía.

El País Vasco, Galicia y Madrid son sus principales clientes

Brott lanzó su primera colección en 2010, usando unas sencillas cintas de bandolera y anillas (metálicas). Hoy, sus colecciones, vendidas a través de su tienda online, Brottdog.com, desde 2012, y en las tiendas tradicionales, se localizan en los principales países de Europa (Francia, Inglaterra, Alemania, Italia y Portugal), así como en Estados Unidos, Rusia y Australia, entre otros.
Pero no por ello la producción ha dejado de ser artesanal. Cortan, lavan y cosen en nailon (tacto sedoso), añadiendo el glamour de la tela “a mano y sin prisa”, y además compran todos los materiales (incluidos los herrajes de aluminio pulido o el hilo) en España. “Es más caro, pero la economía española se haría más fuerte si todos hicieran lo mismo”, argumenta Velasco.

La firma está presente en 60 puntos de venta en España. En Madrid, establecimientos como Pet à Porter (en pleno barrio de Salamanca) cuentan con sus diseños, pero sobre todo en los puntos de venta del canal de la mascota. En Barcelona, en cambio, el concepto está más cerca de la exclusividad. El club social para amos y mascotas Barkcelona o tiendas como Urban Pets o L’appartement, entre otros, venden estos collares, cuyo precio oscila entre los 21 y los 30 euros.

Su intención es alcanzar los 350 puntos de venta en España y ya están negociando para introducirse en cadenas del tipo El Corte Inglés. De momento, este año van a exportar directamente a tiendas físicas en Bélgica y Suiza.

Entre sus planes más inmediatos está el lanzamiento de una línea de cuidados de higiene para mascotas, donde la rosa mosqueta, la avena y la camomila son los ingredientes. Podría decirse que la frase “cuanto más conozco a las personas, más quiero a mi perro” estuviera hecha para esta pareja de emprendedores.

Casting caninos


En Brott, hasta los casting para elegir modelos tienen como protagonistas a los perros. La última colección está plagada de leopardo en azul cobalto, cuadros, estampados setenteros, el tartán más grunge y texturas de serpiente y satén.

Los datos

Puntos de venta: en España, Brott está presente en 60 establecimientos, sobre todo encuadrados dentro del canal de la mascota, pero también en tiendas más exclusivas. Su objetivo es alcanzar los 350 puntos de venta.

Clientes: los países europeos así como Estados Unidos, Rusia y Australia son sus principales clientes, a través de la tienda Brottdog.com.

 Precios: entre 21 y 30 euros cuestan los collares y entre 21 y 24 euros, las correas. Dona el 5% de sus beneficios a las protectoras de animales.