Se reúne en Bruselas con Juncker y en París con Hollande

Tsipras se muestra “muy optimista” sobre un acuerdo para la deuda

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el primer ministro griego Alexis Tsipras
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el primer ministro griego Alexis Tsipras REUTERS

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, se mostró hoy “muy optimista” acerca de la posibilidad de que su Gobierno y sus socios de la eurozona encuentren un acuerdo viable y aceptable para ambas partes. “Soy muy optimista acerca de que trataremos de hacer lo mejor posible para alcanzar una solución común, viable y mutuamente aceptable para nuestro futuro común”, dijo Tsipras a la prensa tras reunirse con el presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz. Mensaje que reiteró después tras reunirse con el presidente francés François Hollande en París.

Tsipras, que se reunió antes por separado con los presidentes de la Comisión Europea (CE) y del Consejo Europeo, Jean-Claude Juncker y Donald Tusk, respectivamente, señaló en su única comparecencia ante la prensa en esa visita que sabe “muy bien que la historia de la UE es una de desacuerdos”, pero al final es también una de “compromisos y de acuerdos”.

“Tenemos la voluntad de trabajar en esta dirección, de trabajar para encontrar un acuerdo y un compromiso mutuamente aceptable para nuestro futuro común”, señaló el primer ministro griego. En este sentido, Tsipras reiteró tras visitar las tres instituciones comunitarias en Bruselas, en su Gobierno están “preparados para deliberar” con los socios y acreedores internacionales, siempre teniendo en cuenta los objetivos de Atenas. “Nuestro objetivo es respetar la soberanía del pueblo griego y el claro mandato que nos ha dado, y al mismo tiempo respetamos las reglas de la UE”, recalcó el líder griego.

Durante su breve comparecencia ante la prensa junto a Schulz no hubo margen para preguntas de la prensa, dado que Tsipras viaja hoy mismo a París, donde se reunirá con el presidente francés, François Hollande. “Queremos corregir este marco, no romperlo”, subrayó Tsipras en inglés, al tiempo que indicó que “es en este marco en el que podemos encontrar una solución común y viable para nuestros ciudadanos, para nuestra perspectiva común”. En este contexto se mostró “muy optimista” tras sus conversaciones en Bruselas “de que estamos en el buen camino en la buena dirección para encontrar un acuerdo viable, aunque por supuesto no lo tenemos aún”.

Schulz, por su parte, compartió el “optimismo” de Tsipras a la hora de alcanzar un acuerdo entre la UE y el nuevo Ejecutivo griego. “Soy optimista de que ambas partes encontraremos un entendimiento común sobre las bases del programa para Grecia en los próximos años. Encontraremos vías de compromiso”, dijo.

El presidente del PE alabó la “gira” europea de Tsipras tras su elección, y señaló que el líder de Syriza “es un primer ministro que lucha por la cooperación europea, en vez de por la separación griega”, lo que es una “señal buena y fuerte”. Schulz, que fue el primero en visitar a Tsipras en Atenas tras su victoria el 25 de enero, envió un mensaje de apoyo al primer ministro heleno en la lucha contra la evasión fiscal. Afirmó que “los ciudadanos griegos han pagado la peor parte de la crisis y deben ser ahora los que más tienen en la UE y han pagado impuestos fuera quienes contribuyan a solucionar el problema”.

Reunión con Hollande

En su frenética gira por Europa, Alexis Tispras ha viajado hoy por la tarde a París para reunirse con el presidente francés, François Hollande. Tsipras ha dicho que las propuestas que está presentando a sus socios europeos son “realistas” y pueden conducir a “un acuerdo viable”.

Tsipras, que fue recibido en París por el presidente francés, François Hollande, después de haberse reunido en Bruselas con los principales responsables de las instituciones europeas, dijo ante la prensa que “la estabilidad de la UE presupone un cambio de política económica, un giro hacia el crecimiento”.

“Necesitamos un nuevo acuerdo para volver al crecimiento” y que se recupere el empleo, sostuvo el primer ministro griego, quien agregó que Francia “debe tener un papel preponderante, protagonista para este cambio de política”.

 Hollande, por su parte, consideró que “es hora de encontrar una solución de largo plazo sobre Grecia en Europa” que pase por “la solidaridad”, pero también por “la responsabilidad”. El presidente socialista francés señaló que hay que respetar el voto de los griegos, “que ha sido claro, fuerte y ha querido significar que la austeridad como única perspectiva ya no es soportable”.

“Pero -añadió- también está el respeto a las reglas europeas, que se impone a todos (...), y el respeto a los acuerdos, en particular sobre la deuda”. Hollande aseguró que comparten “los mismos objetivos para Europa, que sea más solidaria, más política y más volcada al crecimiento”.

Hollande anifestó que la izquierdista Syriza ha llegado al Gobierno de Grecia en un momento en que Europa “ha tomado decisiones importantes, en particular para impulsar el crecimiento”. Se refirió al plan de inversiones de 315.000 millones de euros y a “la flexibilidad” que se ha dado al Pacto de Estabilidad.