Rueda de prensa tras la presentación de resultados

El Santander quiere elevar el número de clientes hasta 17 millones, en 2017

Ana Botin, presidenta del banco santander
Ana Botin, presidenta del banco santander

La presidenta del Grupo Santander, Ana Patricia Botín, ha dicho hoy que la entidad financiera tiene como uno de sus objetivos incrementar el número de clientes vinculados hasta 17 millones en 2017. Un incremento en la base de clientes vinculados que generaría entre unos 2.000 y 3.000 millones de euros de margen bruto, ha dicho la presidenta del Banco Santander, que también se ha propuesto como objetivo elevar los créditos de particulares y consumo.

Botín ha hecho este anuncio durante la presentación ante los analistas de las cuentas de 2014, periodo en el que el Grupo ganó 5.816 millones, un 39,3 % más, y en el que su base de clientes particulares alcanzó los 12,2 millones.

De la misma manera, la entidad financiera quiere superar el millón de clientes vinculados en banca de empresas y pymes en 2017, y los 25 millones de clientes digitales.

Para 2017, el banco prevé que su tasa de morosidad, que actualmente se sitúa en el 5,19 %, esté por debajo del 5%. El Banco Santander quiere ser “el mejor banco comercial, ganándose la confianza de los empleados, clientes, accionistas y de la sociedad”, ha dicho la presidenta, que ha añadido que el Santander espera ser “sencillo, personal y justo”.

En este sentido, Botín ha recordado que tras la ampliación de capital de 7.500 millones de euros anunciada en enero, la entidad está entre las mejores en ratios de capital, “lo que nos permitirá aprovechar las oportunidades de crecimiento orgánico y elevar el dividendo en efectivo hasta 2.500 millones de euros”, explicó.

De esta forma, la entidad se centrará en el crecimiento orgánico, tanto en Europa como en América, para lo que será muy cuidadosa en la asignación de capital a los negocios donde vean más posibilidades. Esto supone que, de momento, no tienen previsto aumentar de tamaño por la vía de las adquisiciones, explicó.

“Yo entré en el Santander en 1988, así que conozco muy bien el banco”, ha dicho Botín, que ha explicado que una vez hechos “los cambios necesarios” en la estructura y en el equipo -incluido el del consejero delegado- se centraran en hacer del Santander el mejor banco comercial del mundo.

La entidad también prevé destinar 700 millones de euros para apoyar a las Universidades en los próximos cuatro años, y 90.000 millones para becas entre 2015 y 2017.