Morgan Stanley, Goldman Sachs, RBS o Credit Suisse analizan la QE

¿Qué opina la gran banca de inversión del plan del BCE?

Fotografía que muestra el símbolo del Euro junto a un contenedor de basuras en Fráncfort, Alemania, el 20 de enero de 2015.
Fotografía que muestra el símbolo del Euro junto a un contenedor de basuras en Fráncfort, Alemania, el 20 de enero de 2015. EFE

La gran banca de inversión internacional ha analizado en profundidad cada detalle del programa de compra de deuda pública anunciado esta semana por Mario Draghi, que supondrá la compra de 60.000 millones de euros mensuales en bonos hasta septiembre de 2016.

Estas son las principales conclusiones que los analistas de las distintas casas han plasmado en sus informes tras profundizar en los detalles del programa:

MORGAN STANLEY: “Una sorpresa positiva”

- Un paso histórico: “No es perfecto, pero es mejor de lo esperado”, aducen los analistas del banco de inversión Morgan Stanley sobre el plan de compra de deuda de 60.000 millones mensuales hasta septiembre de 2016 que ha anunciado esta semana el Banco Central Europeo. Un plan que supera las expectativas que tenía el mercado, subrayan.

- Reparto del riesgo. Los expertos de la entidad aseveran, eso sí, que “un mayor reparto del riesgo habría sido mejor en nuestra opinión, pero algo es algo”, en referencia al hecho de que sea cada banco central nacional el que asuma el grueso del riesgo del programa.

- Efecto en divisas. El plan reafirma a los analistas en su previsión de que un euro bajista y un dólar al alza durante el año, con nueva previsión del tipo de cambio para 2015 que pasa de los 1,12 dólares por euro a los 1,05.

- Mercado y crédito. El informe también recoge una mayor expectativa alcista para valores cíclicos como banca, y advierte contra el ladrillo. El efecto en crédito, avanza, será positivo.

CREDIT SUISSE: “Más efectivo de lo que el inversor cree”

- Impacto: “Creemos que aunque el QE del Banco Central Europeo probablemente sea menos eficaz de lo que lo fue en Estados Unidos y Reino Unido, será más efectiva de lo que los inversores creen”, asumen los analistas de Credit Suisse en su informe sobre la artillería desplegada por Mario Draghi.

- La mutualización: Los analistas de la casa suiza creen que “el impacto de la no mutualización de la QE_en el corto plazo sigue siendo positivo”, ya que contribuirá a “aumentar el suministro de dinero; debilitar el euro; duplicar la demanda anual de deuda de países europeos; y traslada el beneficio del carry trade a los Gobiernos”, sostienen.

- El efecto del fin: Pese al positivo impacto inicial del programa, los analistas de Credit Suisse advierten de que cuando este acabe, el riesgo soberano de la Europa periférica podría repuntar, por lo que minusvaloran las acciones de estos países.

GOLDMAN SACHS: Impulso alcista para el PIB europeo

- La economía al alza: El equipo de economistas europeos de Goldman Sachs anunció una revisión al alza de medio punto (al 0,3% en 2015 y 0,2% en 2016) en la estimación de crecimiento del PIB de la eurozona para los dos próximos años tras conocer los detalles del nuevo programa de compra de deuda del Banco Central Europeo. La estimación para 2015 queda en el 1,2% y la del 2016 se sitúa tras este cambio en el 1,6%. Las revisiones tienen en cuenta, eso sí,m no solo la artillería desplegada por Mario Draghi sino también el impacto que tendrá la caída del precio del petróleo.

- Deflación: “La introducción de la QE probablemente modere los riesgos deflacionarios y, a su vez, empujan a la baja las primas de riesgo (desde niveles elevados)”, convienen los expertos de Goldman Sachs.

- Índices: El informe apuseta por mantenerse largo en índices como el italiano MIB_o el español IBEX, dentro del cuál se destacan algunos valores cotizados como son BBVA, Enagas o Mediaset.

BARCLAYS: Posible remedio a la volatilidad

- Incertidumbre: Los analistas de Barclays hacen hincapié en la fuerte volatilidad que viene dominando el mercado en los últimos tiempos y cómo las primeras filtraciones sobre el plan de compra de deuda del Banco Central Europeo contribuyeron ya a mitigar un fuego que fue perdiendo fuerza según se fueron conociendo los detalles definitivios. Con todo, apuntan, de momento “los riesgos y la incertidumbre sobre la política del BCE persisten y no está claro aún si ha comenzado una tendencia sostenible de rebaja de la volatilidad”.

- Apetito renovado: Tres de los principales efectos que tendrá el programa de compra de deuda desde Fráncfort en los mercados será, según destacan en Barclays, que en paralelo al debilitamiento que ya viene sufriendo el euro y a la rebaja de la rentabilidad que se paga por la deuda soberana europea, los mercados recobrarán parte del apetito por el riesgo que habían perdido.

RBS: “Necesario, pero no suficiente”

- Inflación: Los analistas de Royal Bank of Scotland (RBS) exponen que de cara a revitalizar el crecimiento económico en la eurozona y lograr reconducir al alza la inflación, el plan de compra de deuda aprobado por el Banco Central Europeo resulta “necesario, pero no suficiente”. En su opinión, aunque el tamaño del programa podría elevar entre un 0,5% y un 1,5% la inflación, el plan “llega tarde” respecto al puesto en marcha en Reino Unido, acompañado de menos estímulos fiscales y con la banca centrada en reforzar capital. Por eso, aducen el efecto real en la inflación podría limitarse a un incremento de entre el 0,5% y el 1%.

- La periferia: El informe de RBS destaca el efecto positivo que tendrá el plan sobre las economías emergentes de la zona euro, si bien invita a evitar mercados poco líquidos y Portugal, que mantuvo mucho tiempo restringido su acceso al mercado después del rescate, así como a Grecia, donde aconseja ser cauto hasta conocer el desenlace de las elecciones de este domingo.