Sociedad de Tasación minimiza la influencia de Podemos en la decisión de los inversores

La vivienda se recupera como valor refugio ante la volatilidad bursátil

Los expertos ven al mercado en el futuro con más ventas pero sin subidas fuertes de precios

Rehabilitación, alquiler y turismo son tres nichos de negocio clave para la vivienda

Promoción de viviendas en venta. EFEArchivo
Promoción de viviendas en venta. EFE/Archivo EFE

El mercado de la vivienda se prepara para salir de la peor crisis de su historia reciente completamente renovado. O al menos así lo cree el último estudio elaborado por una de las principales empresas de valoración, Sociedad de Tasación. Todos los parámetros que mueven el mercado se encuentran hoy mejor que hace un año y eso, unido a los retos a los que se enfrenta esta actividad, hace que las perspectivas sean mucho más optimismas.

El director general de Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno, explicó hoy que en los precios de los inmuebles se observa una clara tendencia hacia la “estabilización”. Sobre todo en la vivienda usada, donde el crecimiento de la demanda ha provocado que los precios ya bajen cada vez menos e incluso registren las primeras alzas anuales. “En las casas de segunda mano sí vemos clarísimo que el ajuste de precios ha tocado suelo, mientras que en la vivienda nueva lo normal es que si todas las demás variables evolucionan como está previsto, alcancen sus valores mínimos a lo largo de este ejercicio”, aseguró el director general de la tasadora.

Rehabilitación y alquiler

Al hablar de variables, Fernández-Aceytuno se refirió a tres parámetros clave: empleo, capacidad de compra y financiación. Una mejora continuada del mercado laboral será determinante para que la demanda de casas siga aumentando, ahora que la banca parece decidida a reabrir el grifo del crédito. “De hecho, todo apunta a que como en el final de crisis anteriores se está generando una demanda embalsada, que espera que los precios se ajusten al nivel deseado o al que consideran que pueden pagar. En cuanto eso ocurre, las ventas aumentan”, subrayó el director general de Sociedad de Tasación.

Esto es lo que hace presagiar que a corto y medio plazo el mercado evolucione hacia más compraventas sin que necesariamente tengan que subir los precios. Ni siquiera teniendo en cuenta que hoy se repiten algunas de las circunstancias que se registraron a comienzos de los años 2000, cuando comenzó el último boom de precios inmobiliarios.

Y es que ahora, como entonces, los expertos creen que la vivienda está recuperando su tradicional carácter de valor refugio ante el bajo rendimiento de los depósitos y comparado con la elevada volatilidad de la Bolsa. Con el euro, el petróleo y otras materias primas a la baja, es indudable que aumenta el atractivo de la inversión en inmuebles y en oro, entre otros, sostienen los analistas. Además, las incertidumbres se localizan en el exterior.

“Vemos más nubes en el horizonte fuera de España que en el ámbito nacional. Así, nos preocupa la situación en Rusia, Grecia, el terrorismo, cómo evolucionará la situación de deflación en Europa frente al crecimiento económico y de precios en Estados Unidos. En España, la clave está en cómo evolucionará la situación económica”, vaticinó Fernández-Aceytuno.

Preguntado por si los inversores internacionales se muestran preocupados por el auge de formaciones políticas como Podemos, el director general de Sociedad de Tasación minimizó el efecto que tiene en la toma de decisiones de una empresa a la hora de invertir en España. “Como es lógico, preguntan por Podemos, Cataluña y la corrupción, pero no conocemos ningún proyecto que se haya paralizado por alguna de estas circunstancias”, aseguró.

En cuanto a los retos de futuro, rehabilitación, alquiler y turismo son las tres áreas en las que los expertos de la citada tasadora ven más recorrido de crecimiento. En materia de rehabilitación porque el 90% de las viviendas actuales no cumple el código técnico de 2006. En arrendamientos porque comprar para alquilar es hoy por hoy una de las tendencias que más está aumentando en el mercado dada su óptima rentabilidad (según las zonas puede superar el 6%). Y, por último, puesto que las estadísticas arrojan que hasta 12 millones de viajeros se alojan en casas en lugar de hoteles cada año, “el turismo es un nicho enorme por el que pueden competir los hoteles, comprando casas, rehabilitándolas y ofreciéndolas en alquiler”.