El juez admite a trámite la nueva propuesta de convenio

26-F, fecha límite para Martinsa

Fernando Martín, presidente de Martinsa Fadesa.
Fernando Martín, presidente de Martinsa Fadesa.

Los acreedores de Martinsa Fadesa tienen hasta el 26 de febrero para adherirse a la nueva propuesta de convenio de pago presentada por la compañía el pasado 30 de diciembre. Si no lo apoyan la compañía irá a liquidación.

En un auto comunicado el miércoles y al que ha accedido este diario, el juez Pablo González-Carreró, del mercantil número uno de A Coruña, admite a trámite las modificaciones al convenio presentadas por la compañía presidida por Fernando Martín. El plazo para formular las adhesiones se iniciará el 12 de febrero y finalizará el jueves 26 de ese mismo mes aunque será válida cualquier adhesión que se formalice desde ayer y hasta el inicio del plazo general.

En el auto el magistrado indica que la compañía incumplió los convenios acordados anteriormente pero que la disposición tercera del Real Decreto Ley de cinco de septiembre de 2014 legitima a la empresa solicitar la modificación de convenio. La empresa, según explica el juez, ofrece a los acreedores financieros “daciones en pago de activos no necesarios para la continuidad de la actividad empresarial y la conversión del resto en préstamos participativos”. La propuesta “está acompañada de un plan de viabilidad sustentado en determinados derechos y activos inmobiliarios que la compañía considera necesarios para garantizar la continuidad de su actividad empresarial”.

La nueva propuesta requiere la aprobación de al menos el 75% del pasivo ordinario. Durante las últimas semanas de 2014 Fernando Martín negoció con los principales bancos acreedores los términos de la nueva propuesta sin lograr un apoyo decidido de las entidades.

Martinsa Fadesa debía presentar antes del 31 de diciembre una propuesta de convenio al juez para no ir a liquidación, después de incumplir por segundo año consecutivo determinadas condiciones de pago. El hecho de que la presentara en plazo supuso la paralización de una potencial liquidación del grupo, pero ahora necesita que el 75% de los acreedores con créditos ordinarios, al menos, se adhieran a dicha propuesta y que sea aprobada por el juez.

La inmobiliaria se declaró en concurso a mediados de 2008 con una deuda cercana a los 7.000 millones de euros. En 2011 alcanzó convenio de acreedores dejando atrás la situación concursal en la que se encontraba. Del total de deuda concursal de Martinsa Fadesa, 6.602,5 millones, Sareb es el primer acreedor con 1.457,8 millones, seguido de CaixaBank (907,9 millones); y Popular (574,2 millones).