En protesta por el plan industrial

Los trabajadores de Nissan Ávila estarán mañana en huelga

Trabajadores de Nissan Ávila.
Trabajadores de Nissan Ávila.

La plantilla de Nissan en Ávila está llamada a secundar mañana miércoles la jornada de huelga convocada por los representantes sindicales, indica en una nota UGT.

Esta protesta se realiza en respuesta a la ausencia de un plan industrial por parte de la compañía y la intención de reducir en 50 empleados la plantilla de la factoría.

“Con este planteamiento los trabajadores de Nissan Ávila quieren mostrar que esta planta es importante para la ciudad, reivindicando una negociación justa que permita no sólo conservar los puestos de trabajo actuales sino que se siga generando riqueza en materia de empleo para la ciudad abulense”, afirma el sindicato.

La sección sindical de la Federación de Industria de MCA-UGT Nissan Ávila señala que esta protesta también quiere decir a las administraciones que “no están cumpliendo” como los 491 trabajadores de la plantilla “desearían”.

“Queremos que nuestro conflicto sea visible para toda la ciudad de Ávila y las administraciones, porque no están cumpliendo como desearíamos”, afirma.

Como parte de la huelga, a primera hora se ha convocado a todos los trabajadores a las puertas de la factoría para marchar hasta la plaza de Santa Ana desde las puertas de la fábrica, siguiendo el itinerario habitual.

Habrá una concentración ante las puertas de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla, donde se producirá la lectura de un comunicado, y posteriormente se producirá una marcha hasta la Subdelegación del Gobierno. A partir de mediodía horas habrá una concentración en el Mercado Chico.

“Desde MCA-UGT nos ponemos como objetivo, que entre todos tenemos que hacer que la huelga sea un éxito, y que la jornada de movilización “se sienta en toda Ávila y fuera de Ávila”, afirma el sindicato.

Por su parte, CCOO declaró que se suma a la huelga porque "no entiende ni comparte lo que está ocurriendo en Nissan Ávila. La multinacional nipona ha decidido volver al punto de partida, tras sentarse a negociar con los sindicatos un futuro con derechos para la factoría. Para revertir esta situación y forzar a la dirección a recuperar la senda del diálogo, los trabajadores y trabajadoras han convocado un día de huelga el miércoles 14 de enero, una jornada de protesta que arrancará con una concentración a las puertas de la fábrica y que concluirá con una manifestación hasta el centro de la ciudad.