Se calcula que este curso se crearán unos 300.000 empleos
¿Cuáles serán los perfiles más buscados en 2015?
Thinkstock

¿Cuáles serán los perfiles más buscados en 2015?

Los expertos coinciden en que los contratos indefinidos crecerán respecto a 2014

La flexibilidad de los candidatos está cada vez más valorada por los empleadores

El año que acaba de cerrarse ha sido el primero en el que se ha creado empleo neto desde que arrancara la crisis. Concretamente, en diciembre de 2014 había 417.000 cotizantes más que en 2013. Ya hay quien asegura que en el curso que ahora arranca las cifras también van a ser positivas.

“El empleo podría aumentar entre 200.000 y 300.000 puestos de trabajo en el ejercicio 2015”, opina Manu Solís, director general comercial de Manpower Group. Esta proyección se sustenta en el “cambio de tendencia en el tipo de contrataciones”, ya que los acuerdos indefinidos y en jornadas completas han crecido y se espera que lo sigan haciendo. Carrefour, por ejemplo, anunció el viernes 3.000 nuevos empleos para este año.

Ingenieros, nuevas tecnologías y sector financiero

El sector financiero, uno de los que más plantilla ha recortado en los últimos años, está saliendo del agujero. Tras completar el proceso de fusiones y reajustes de las cajas y empezar a respirar con menos esfuerzo, toca renovar savia en las entidades. De ahí que el financiero sea uno de los sectores de los que se espera un mayor crecimiento para 2015. Randstad prevé que se contraten sobre todo ejecutivos comerciales, gestores de banca privada y gestores de patrimonio.

Los perfiles relacionados con las ventas y el marketing seguirán teniendo mucho peso entre las nuevas contrataciones. La razón, más allá de la lucha por ampliar cuota de mercado, reside en la cada vez mayor exposición de las empresas españolas a los mercados extranjeros. Especialmente buscados serán los directores de zona y técnicos en comercio internacional. También destacarán los puestos relacionados con la atención al cliente y la fuerza de ventas.

Los especialistas en tecnologías de la información y la comunicación siguen siendo muy demandados un año más. “La automatización de procedimientos tecnológicos, el almacenamiento y análisis de información y el posicionamiento en el entorno online aumentan su importancia día a día”, indica Alex Jané, responsable de Randstad Professionals.

En cuanto a los ingenieros, Manpower identifica a los industriales, con entre tres y cinco años de experiencia y con alto nivel de inglés, como el perfil que más se demandará.

Nueve de cada diez trabajadores españoles desarrollan su actividad en los sectores del turismo, los servicios o la industria. Y así seguirá siendo. A los dos primeros, pilares estructurales del empleo en España, se les suma este año la industria, que en 2014 ocupó al 14% de los trabajadores. El repunte de la automoción, entre otros, hace pensar que las fábricas requerirán perfiles técnicos de menor cualificación (formación profesional sobre todo).

En cuanto a la exportación de talento, los ingenieros no van a ser los únicos perfiles demandados: los profesionales especializados en salud serán, según Randstad, muy cotizados en el centro y norte de Europa.

En Adecco barajan cifras similares. “Acumulamos cinco trimestres de crecimiento del PIB, y estimamos que la economía crecerá un 2% en 2015”, esgrime Santiago Soler, secretario general de Adecco. “El empleo evolucionará de forma acorde. Esperamos que crezca un 1,7%, lo que podría suponer la creación de 300.000 puestos de trabajo y una tasa de paro del 22,5%”, opina.

“Somos bastantes optimistas en cuanto a las perspectivas de contratación en 2015”, coincide Luis Pérez, director de relaciones institucionales de Randstad. “Pero no podemos olvidar que sobre la mejoría de la situación planean muchas incertidumbres internas, especialmente en el ámbito político”. La evolución del pulso soberanista de Cataluña, las elecciones autonómicas y, sobre todo, las generales condicionarán notablemente lo que suceda a lo largo del curso. Como también lo harán factores externos, entre los que destacan la inestabilidad de Grecia.

Las perspectivas de mejoría están empezando a calar también entre la población. El informe Randstad Workmonitor refleja que el 78% de los españoles cree que la situación económica mejorará en 2015. La confianza en que llegan tiempos mejores alcanza el 85% si solo se tiene en cuenta los empleados menores de 35 años. Únicamente los trabajadores chinos y los portugueses son más optimistas que los españoles.

Que aumenten las ofertas de trabajo no significa que vaya a mejorar la remuneración de las mismas. “En 2015 habrá más oportunidades de empleo, pero los salarios permanecerán estables”, opina Noelia de Lucas, directora comercial de Hays España.

Uno de los cambios de tendencia que están constatando las empresas dedicadas a los recursos humanos es que las compañías están volviendo a contratar personal especializado. Los expertos interpretan este fenómeno como una señal de que el cortoplacismo está dejando de ser la norma, de que se están iniciando proyectos. Y refleja también que la formación, incluyendo el dominio de al menos un idioma extranjero, crece en importancia para los empleadores.

“Nosotros buscamos una combinación de talento senior, en áreas como la banca privada, empresas o financiación al consumo, y jóvenes profesionales”, expone María Paramés, directora de gestión de personas y comunicación corporativa de Bankinter. Esta entidad contrató a 177 trabajadores en 2013 y 250 más en 2014, siendo uno de los pocos bancos que han aumentado plantilla durante la crisis. Este año continuarán captando talento. “El perfil comercial va a seguir siendo muy demandado, pero paralelamente también buscaremos profesionales de la tecnología o expertos en áreas como fiscalidad, con conocimientos en ámbitos regulatorios o estadísticos para el control de riesgos”, añade.

El financiero es precisamente uno de los perfiles que se cuelan entre los que se espera que sean más demandados en 2015. Tras los años de fusiones de cajas y ajustes toca readaptar plantillas y reforzar las áreas territoriales. Ingenieros y profesionales de las tecnologías de la información seguirán cotizando alto en la escala de preferencias de los empresarios.

¿Cuáles serán los perfiles más buscados en 2015?
Thinkstock

Los despachos de abogados son, junto con las consultoras, dos de los empleadores tradicionales de recién licenciados. “Todos los años incorporamos jóvenes abogados. Se les ofrece una carrera profesional muy atractiva que aporta altas expectativas de crecimiento personal y profesional”, subraya Lourdes Ramos, directora general de recursos humanos de Garrigues. “El mercado laboral crecerá, aunque moderadamente, y Garrigues seguirá contratando. Nuestra perspectiva para 2015 se sitúa en torno a las 120 incorporaciones”, precisa.

La adaptación al cambio y el trabajo en equipos multidisciplinares se mantienen como dos de los pilares sobre los que se edifican los currículums más solicitados por las empresas. Compromiso, visión de negocio, capacidad de estrategia y planificación pasan también a importar más de cara a los empleadores. “Las competencias transversarles son las más demandadas hoy por su fácil adaptación a casi cualquier entorno de trabajo”, sintetiza Soler, de Adecco. “Esto tiene un peso casi tan importante como la formación o la experiencia previa en los procesos de selección”, apostilla.

“Otro aspecto que se valora cada vez más es la flexibilidad de los candidatos”, explica Pérez, de Randstad. Las empresas necesitan adaptarse a los rápidos cambios del mercado, y para ello recurren cada vez más al llamado empleo flexible (contratos temporales y autónomos).

Muchas compañías organizan su estructura por proyectos. Y eso también repercute en la organización de los recursos humanos. “La división del trabajo por tareas, sistema muy consolidado en otros países, todavía es incipiente en España”, apunta Solís, de Manpower. “Creemos que durante 2015 seguirá creciendo la demanda de managers y de talento profesional especializado con contrataciones por proyectos que ayuden a lanzar nuevas líneas de negocio, productos o servicios, especialmente en sectores tecnológicos e ingeniería”, añade.

El repunte de los contratos indefinidos frente a los temporales, que también crecerán (entre un 5% y un 7%, según Adecco), es otra de las tendencias que se espera que se consoliden en el presente ejercicio. “Como es habitual tras una época de crisis, las primeras contrataciones se realizan de forma eventual y se convierten en estables a medida que se recupera la confianza y el incremento de la demanda de productos y servicios se estabiliza”, explica Solís, de Manpower. “Por ese motivo, pensamos que los acuerdos indefinidos y a tiempo completo van a crecer respecto al año pasado”, sentencia.