La UE duda del uso que hacen las pymes de sus ayudas al ecommerce

Por la imposibilidad de medir los resultados

La UE duda del uso que hacen las pymes de sus ayudas al ecommerce

Con el auge del comercio electrónico y las grandes posibilidades que se les brinda a las empresas el poder vender productos y servicios a cualquier parte del mundo, la Unión Europea puso en marcha un plan de ayuda a las pequeñas y medianas empresas para que pudieran desarrollar sus negocios a través del eCommerce.

Imposibilidad de medir los resultados

El Tribunal de Cuentas Europeo (TCE) ha publicado un informe en el que aseguran que el apoyo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) para que las pymes pudieran lanzar su tienda online ha sido muy importante para conseguir aumentar la disponibilidad de servicios empresariales, sin embargo, existen una serie de carencias en la Comisión Europea y en las supervisiones que han dificultado cuantificar la ayuda del FEDER a las pymes españolas y europeas. Los objetivos marcados en el ámbito de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) o los planes de negocios para estas empresas no han podido medirse, según este informe, por estas deficiencias.

Recomendaciones de los auditores de la UE

Los auditores de la Unión Europea se muestran satisfechos ante el hecho de prestar ayuda a las pymes para poder desarrollar su negocio en el ámbito del comercio electrónico, pero no ante la ausencia de la creación de una base que permita medir los resultados. Los auditores consideran que se debería centrar ahora toda la atención en conseguir un mayor rendimiento. Los gestores de la operación se centraron en el dinero, en conseguir poner en marcha los proyectos, pero sin preocuparse de conocer si los objetivos están conseguidos o no. Por tanto, los auditores recomiendan a la Comisión Europea que se aseguren de que conocen las circunstancias, en todos los términos, de los países acerca de los programas operativos; o que se insista en los criterios de selección de los proyectos para lograr los objetivos marcados y conseguir supervisar los resultados tras la inversión.

Aunque la Comisión Europea acepta las recomendaciones, advierte de que todos los fondos que otorga el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) es complicado que se destinen al mismo fin.