Las matriculaciones de alta gama crecerán un 18%

El lujo vuelve a las carreteras españolas en 2015

Un Lamborghini en la puerta del concesionario de la marca en Madrid
Un Lamborghini en la puerta del concesionario de la marca en Madrid

Es difícil no girar la cabeza ante el rugido de un Lamborghini Huracán en la calle o no admirar las líneas clásicas de ese Rolls Royce del que se está bajando radiante una novia. Los automóviles de lujo, esos que cuestan más de 70.000 euros, gustan, atraen, son objeto de deseo pero la difícil situación financiera que ha atravesado España y el mundo en los últimos años ha tenido un severo impacto en las ventas de los modelos más caros.

Sin embargo, la mejoría económica y la recuperación generalizada de la confianza ya está permitiendo la vuelta de estas joyas a las carreteras españolas, tendencia que se afianzará en el año que acaba de entrar. Mientras que el segmento del lujo cerró 2013 con una caída de las ventas del 22,6%, el año pasado este segmento creció un 29,3%, con 1.583 unidades vendidas, según los datos de cierre de matriculaciones del año que facilitan las asociaciones de fabricantes (Anfac), de concesionarios (Faconauto) y de vendedores y talleres (Ganvam). Los vehículos ejecutivos han repuntado un 10% en el año pasado, con 10.571 matriculaciones frente a una caída del 11% en 2013.

Por su parte, los todoterrenos grandes se vendieron un 24,9% más, con 2.292 unidades comercializadas y los de lujo, un 12,5% más. El único segmento que no parece levantar cabeza entre tanta bonanza son los llamados deportivos, que cerraron 2013 con 1.616 vehículos matriculados y en 2014, volvieron a caer un 9%, con 1.471 vehículos menos. Son la excepción de un mercado que levanta la cabeza de nuevo.

Las perspectivas para el próximo año son igualmente halagüeñas. Según las previsiones de la consultora especializada MSI, las ventas de vehículos que cuesten a partir de 28.000 euros van a subir, en todos los segmentos. Pero los que van a experimentar un incremento mayor en sus matriculaciones son los vehículos de altísima gama, los que cuestan entre 70.000 y 1 millón de euros.

Ese segmento concreto, según los datos de MSI, va a crecer un 18,24% este año, hasta matricular 7.582 automóviles. Serán el segmento de mercado que más crecerá después de la porción de las ventas que acaparan los coches más pequeños, los que cuestan entre 10.000 y 15.000 euros, que incrementarán sus ventas un 23,36%. En total, las matriculaciones de vehículos en España el año que viene crecerán un 8%, hasta las 918.000 unidades, según los datos de esta consultora. Para Anfac, el año que viene se matricularán 910.000 turismos.

Razones para crecer
“Aunque el marco económico que se avecina no va a favorecer a los trabajadores, si permitirá que los ricos incrementen sus fortunas”, afirman desde la consultora MSI. Es la primera o más obvia de las razones por las que los vehículos de alto lujo van a crecer en este año aunque no “la de mayor impacto en las ventas finales”, destacan. Para esta empresa especializada en el mercado del automóvil, la primera causa para que estas ventas se vayan a incrementar se halla en las flotas de las empresas.

“Este año, vamos a registrar un repunte muy importante de las compras de vehículos por parte de las compañías para sus propias flotas”, afirman desde MSI. En concreto, sus datos señalan que las matriculaciones en el canal de empresas van a crecer un 4,5%, con un repunte del segmento del renting del 13,35%. “Las compañías van a renovar los modelos y a incrementar el número de coches que tienen en propiedad y en renting. Estos vehículos, cuando son para directivos, se eligen siempre de alta gama porque, además del papel de representación que juegan, tienen beneficios fiscales y gozan de buenas ofertas comerciales”, afirman.

Además, esa búsqueda de la austeridad que ha movido la política empresarial de los últimos años podría estar tocando a su fin en lo que a vehículos se refiere “y, a la hora de renovar, opten por mejores automóviles y más caros porque ya no esté tan mal visto”, dicen.

Otras razones importantes, en opinión de MSI, serán “la bajada de los combustibles, que permitirá que los altos consumos no desincentiven las compras, la bajada de los seguros por la alta competencia o la renovación de los modelos en las marcas, con alta presencia de los todoterrenos de lujo”.

Tesla, Maserati y Lamborghini, al alza

Las tasas de incremento de ventas más llamativas del año pasado, todas de más de tres cifras, corresponden a la marca de vehículos eléctricos de lujo Tesla y a las enseñas Maserati y Lamborghini, si bien los porcentajes son tan llamativos porque las unidades que se venden son muy pocas y cualquier variación tiene un impacto grande en los crecimientos. Este tipo de vehículos no representa, al final, más de un 20% del total del mercado español.
Así, la británica Tesla ha logrado vender 15 unidades en el mercado español, frente a un sólo vehículo que comercializó en 2013.
Maserati, por su parte, ha vendido nada menos que 154 automóvilesen España, un 431% más que en 2013, cuando puso en el mercado sólo 29 vehículos de lujo. Lamborghini no vendió más de dos deportivos en 2013 pero su nuevo modelo Huracán ha conseguido despertar el interés de nueve compradores en el año pasado. La marca de lujo de Toyota, Lexus, incrementó sus ventas en un 68% en 2014 y Porsche vendió un 36% más.