En los países con fuertes burbujas inmobiliarias se dispara el arrendamiento

La crisis eleva al 22,3% la población que vive de alquiler en España

El tamaño medio del hogar en alquiler suele ser mayor que el del propietario

Suiza, con un 56%, es el país con mayor protagonismo del arrendamiento

La crisis eleva al 22,3% la población que vive de alquiler en España Ampliar foto

El estallido de la burbuja inmobiliaria y los cambios legislativos aprobados desde 2010 han hecho que el mercado de la vivienda español comience lentamente a considerar el alquiler como una alternativa seria a la compra de vivienda.

Así al menos se desprende de los últimos datos publicados por la Oficina Europea de Estadística, Eurostat, según los cuales en España a finales de 2013, residía en régimen de arrendamiento un 22,3% de la población. Se trata de un avance a tener en cuenta, ya que en 2007, justo antes de que estallara la actual crisis económica, ese mismo porcentaje era del 19,4%. Si se analizan los datos de toda la evolución, se observa cómo España inicia la serie en 2007 con ese 19,4% y va aumentando esa cifra de manera muy suave hasta 2011. Justo en dos años, el aumento es de dos puntos porcentuales hasta alcanzar el actual 22,3%.

¿Cómo se explican estas cifras cuando desde el Gobierno se admite que casi el 80% de las viviendas principales son propiedad de las familias que residen en ellas y apenas un 15% vive en régimen de alquiler?

Los expertos recuerdan que ambos datos son compatibles. En efecto, el censo de vivienda y la encuesta de condiciones de vida (ECV) que elabora el INE miden del total del parque inmobiliario el porcentaje de casas principales (aquellas que son residencia habitual) cuántas lo son en propiedad y cuántas se encuentran arrendadas.

El último dato disponible, correspondiente también al ejercicio de 2013, establece que un 77,7% de las viviendas principales de España están habitadas por sus propietarios, mientras solo el 15,4% se encuentra en régimen de arrendamiento. Con esta información, lo que hace Eurostat es extraer los microdatos de la ECV de España y del resto de países de la Unión Europea, ya que se trata de una encuesta armonizada y realiza una explotación a medida con los mismos y con la información de población. Con todo ello es con lo que elabora esta estadística del porcentaje de población que reside en alquiler.

Hogares unipersonales

¿Es compatible que solo el 15% de las viviendas en España estén alquiladas con que el 22,3% de la población opte por este régimen en lugar de la compra? Fuentes del INE subrayan que sí, ya que el tamaño medio del hogar en alquiler suele ser mayor que el de las viviendas en propiedad. Así, mientras cada vez son más numerosos los hogares unipersonales y de ellos una amplia mayoría está compuesto por el dueño de la casa, entre los hogares que residen de alquiler es más frecuente el caso de familias, estudiantes y unidades de convivencia más numerosas.

Otra de las conclusiones curiosas que arroja la estadística comunitaria es comprobar cómo los países donde más ha crecido el arrendamiento de vivienda durante los años de la crisis se corresponden casi en exclusiva con aquellos donde ha habido un boom inmobiliario de características muy similares al español.

Es el caso del Reino Unido, donde en 2007 el 26,7% de la población vivía en régimen de alquiler y seis años después ese porcentaje se eleva nada más y nada menos que al 35,4%, una diferencia de 8,7 puntos porcentuales o, lo que es lo mismo, un crecimiento del 32,5%, en términos relativos. Algo muy parecido ha ocurrido en Irlanda, que junto al Reino Unido y España fueron los tres países donde más se revalorizó la vivienda desde finales de los noventa y hasta mediados de los primeros años 2000. En Irlanda el avance ha sido del 21,9% en 2007 al 30,4% en 2012, último dato disponible. Son 8,5 puntos más y un incremento del 38,8%.

La incidencia de las políticas de vivienda

Un análisis de las cifras publicadas por Eurostat da idea de hasta qué punto son diferentes las realidades de unos países y otros. Donde más porcentaje de población vive en régimen de arrendamiento es en Suiza, con un 56% de los residentes. Le sigue Alemania, con un 47,4% y Austria, con un 42,7%. Son los tres únicos países que superan el 40% y en los tres se da la misma circunstancia: es un porcentaje que se ha mantenido estable a lo largo de todos los años de la crisis. ¿Por qué? Los expertos consultados coinciden. Se trata de países con una larga tradición arrendaticia, donde hay una amplia oferta de pisos para arrendar, tanto de precio libre como social para las rentas más bajas y allí las políticas fiscales no han sido tan favorables a la compra como en España.

Lo mismo ocurre en Holanda, Bélgica, Suecia o Luxemburgo, sus porcentajes de alquiler se mantienen constantes y se sitúan por encima del 30% de la población (la media de la UE es el 30%). Es, en cambio, paradigmático el caso de Francia, único entre las grandes potencias donde el protagonismo del alquiler se ha recortado 3,8 puntos porcentuales durante la crisis, al pasar del 39,5% de la población en 2007 al 35,7% el año pasado. Algunos lo relacionan con las medidas puestas en marcha a comienzos de la crisis para aumentar la oferta de vivienda nueva. En España, fuentes del Ejecutivo quieren ver en este aumento de los arrendamientos el primer fruto a las nuevas políticas. Así, se ha suprimido definitivamente la deducción fiscal por compra de vivienda habitual y ya solo se edificarán VPO para alquilar. Sin embargo, los expertos creen que “habrá que esperar para ver si son inquilinos a la fuerza o por libre elección”, recuerdan en una agencia inmobiliaria.