Las siete mayores entidades solicitan 20.930 millones en diciembre

La gran banca española pide un total de 35.700 millones al BCE

Vista de la fachada del Banco de España. EFEArchivo
Vista de la fachada del Banco de España. EFE/Archivo EFE

Aunque las dos subastas de liquidez ligada a la concesión de crédito organizadas por el Banco de Central Europeo (conocidas como TLTRO), la última de las cuáles se ha cerrado este jueves, se han saldado con una petición moderada por parte del sector europeo, las entidades españolas han terminado sellando reclamaciones cercanas al máximo permitido.

Animados por el Banco de España, que en las últimas semanas se ha dirigido al sector para preocuparse por sus peticiones y defender las ventajas que puede tener la iniciativa para la reactivación del crédito, los grandes bancos españoles han reclamado cerca de 21.000 millones en la última cita.

Incluyendo las solicitudes ya realizadas en la primera subasta, del 18 de septiembre, Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell, Popular y Bankinter han captado,en total, más de 35.700 millones de la liquidez subastada por el BCE.

La cifra llega a superar la estimación realizada por el ministro de Economía, Luis de Guindos, que en un primer momento estimó que la banca española solicitaría un total de unos 30.000 millones de euros. Hay que tener en cuenta, eso sí, que al conjunto del sector le correspondían hasta 54.000 millones.

Santander ha pedido hoy 4.600 millones de euros, de los que 3.100 corresponden a la matriz y 1.500 millones a Santander Consumer. La cifra se suma a los 3.600 millones ya solicitados en septiembre, con lo que la entidad asume en su totalidad los 8.200 millones a los que tenía derecho.

También CaixaBank ha solicitado el máximo posible, al sumar los 3.868 millones solicitados hoy a los 3.000 que reclamó en septiembre. BBVA, por su parte, ha reclamado 2.600 millones en esta segunda cita, la misma cifra por la que optó en la primera ocasión.

También Popular ha duplicado su demanda con una nueva petición de 2.847 millones, lo que suma un total de 5.694 millones que asegura destinará íntegramente a financiar a pymes y autónomos.

Sabadell, que no acudió a la cita de septiembre, también ha agotado el límite de activos que podía solicitar –el 7% de la inversión crediticia excluyendo la destinada a firmas financieras y los préstamos hipotecarios- alcanzado en esta ocasión los 5.500 millones.

Bankia, por el contrario, solicitó en septiembre el máximo posible, 2.725 millones de euro, de los que un millar han sido ya destinados al programa de financiación a pymes y empresas con descuentos de hasta el 30% en el tipo de interés.

Finalmente, Bankinter ha solicitado 1.500 millones de euros en esta segunda ocasión, el total del que podía disponer.