Italia reforma su presión fiscal para atraer a pymes españolas

Según Luis Martín, CEO de BusinessGoOn

Italia reforma su presión fiscal para atraer a pymes españolas

La república italiana ha comenzado un paquete de reformas entre las que destacan una importante reducción de la presión fiscal sobre las empresas. Estas reformas, entre otras ventajas, harán posible que las compañías no tengan que desembolsar ningún impuesto sobre las nuevas contrataciones durante los tres primeros años de empleo. Además, con “la introducción de la agenda se podrá aprovechar de las nuevas tecnologías para reducir la burocracia y garantizar el progreso y el crecimiento económico del país”. Así lo ha explicado José Luis Martín, CEO de BusinessGoOn, en una entrevista para Territorio Pyme.

Las pymes españolas deben pensar en expandirse a Italia

Luis, como experto en asesoramiento para pymes, ha hablado de las ventajas de que las empresas españolas se planteen una internacionalización a Italia, y desde el punto de vista empresarial es una buena opción, dado que el mercado italiano es la tercera economía europea. Además, en áreas como la moda, el turismo o el diseño son líderes y las posibilidades que se brindan son muy favorables para las empresas españolas. El punto estratégico de Italia, como apertura para el mercado del este de Europa, del norte de África y del Medio Oriente son otros de los atractivos que tiene el país de los Apeninos.

Pero además, “Italia se sitúa en la séptima posición en el ranking mundial en relación a las importaciones de producto, con un total de 556 miles de millones de dólares y en relación específica en los sectores de construcción, servicios, energías renovables y productos de metalurgia”, según nos asegura Martín, por lo que las empresas que se dediquen a este tipo de mercados pueden tener una oportunidad muy buena de expansión, con unas buenas expectativas.

Buenas relaciones entre España e Italia

La cercanía tanto geográfica como cultural que existe entre España e Italia hacen que sean dos países condenados a establecer intercambios económicos y comerciales exitosos. De hecho, España es el sexto país proveedor de Italia, y los intercambios entre ambos países ascienden a 33.000 millones de euros. Según Luis Martín, esa cifra va aumentando con los años, de la misma manera que crecen mes a mes las empresas españolas que apuestan por su internacionalización en Italia.