Propuesta de Pedro Sánchez, tras reunirse con vecinos de Vallecas

El PSOE lanza un plan para rehabilitar 200.000 viviendas

Se trataría de un plan a 10 años, con una inversión total de 4.500 millones de euros

Sánchez defiende un plan de reestructuración de la deuda de los particulares

Encuentro de Pedro Sánchez con vecinos de Vallecas
Encuentro de Pedro Sánchez con vecinos de Vallecas Efe

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha propuesto un plan para la rehabilitación de viviendas y mejora de la eficiencia energética, que estaría dotado con 4.900 millones de euros en diez años y que permitiría rehabilitar en ese tiempo unas 200.000 casas.

El secretario general ha realizado este anuncio durante su participación en una asamblea con vecinos del barrio madrileño de Vallecas. Allí ha señalado que es necesario “plantear una reestructuración de la deuda” para que los que no puedan pagar la hipoteca no sean desahuciados de sus viviendas.

El Estado debería aportar cada año 500 millones de euros a ese plan, en tanto que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) debería poner otros 500 millones. A su entender, con estas medidas se podrían rehabilitar cada año 20.000 viviendas, hasta alcanzar las 200.000 en el plazo de diez años, haciéndolas más habitables y creando empleo “allí donde ahora mismo se necesita”.

Sánchez se comprometió a cambiar cuando gane las elecciones generales los decretos del Gobierno en materia de vivienda porque es necesario plantear una “reestructuración de la deuda”.
En respuesta a las preguntas de los vecinos de Vallecas, Sánchez aseguró que el Gobierno dijo que el rescate a la banca no lo iban a pagar los ciudadanos y “llevamos 108.000 millones gastados en rescatar a los bancos”. “Si hay recursos para rescatar a los bancos, también debe haber recursos para rescatar a las familias y a los vecinos”.

Veto a las compras de pisos sociales por fondos buitre

El líder socialista, Pedro Sánchez también anunció que si llega al Gobierno prohibirá que “las agencias estatales de vivienda social, vendan éstas a los fondos buitre”, en referencia a varias operaciones realizadas por la Comunidad de Madrid.

Sánchez acusó al Gobierno de estar “gastando mucho dinero en comprar con los impuestos de todos las viviendas a los bancos que no pueden vender” y “la paradoja es que lo están comprando con los impuestos que pagan las familias que son desahuciadas”.

También apuntó que “no puede haber desahucios mientras el Estado tenga viviendas vacías”.