Breakingviews

Petróleo en río revuelto

Las empresas de servicios relacionados con el petróleo están en mal lugar. La fuerte caída de los precios a 72 dólares el barril se ha unido a la desaceleración del gasto de capital entre las grandes petroleras. A Petrofac, cuyas acciones han caído un 30% en una semana, le ha ido especialmente mal. También a Seadrill. Las valoraciones de las empresas de servicios reflejan la inquietud, pero algunos ahora parecen una ganga.

Los clientes de empresas de servicios, las grandes petroleras, están bajo presión para mejorar la rentabilidad y están exprimiendo costes. Disminuir el gasto de capital implica menos demanda de equipos y más competencia, reduciendo precios.

El mercado de la perforación offshore parece especialmente vulnerable, dado el exceso de oferta de plataformas petrolíferas. Seadrill, operador de este tipo de equipos, ha suspendido su dividendo debido a una caída en las tasas de mercado de las plataformas de perforación marinas y al empeoramiento de las condiciones de financiación. Sus acciones han caído un 50% este año. Esto parece exagerado. Seadrill tiene un 74% de sus plataformas flotantes contratadas para 2016, lo que limita el margen para nuevas sorpresas desagradables.

Por otra parte, algunas empresas de construcción e ingeniería como Technip tienen carteras de pedidos fuertes. Bernstein espera que los beneficios de Technip antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización crezcan un 12% anual de media anual desde 2013 hasta 2016. Ahora cotizan a menos de 10 veces sus beneficios. Técnicas Reunidas tiene un 60-70% de proyectos futuros asociados en el sector de derivados de petróleo.

La tendencia bajista puede estar justificada si el precio del petróleo cae más y se mantiene bajo. En cualquier caso, la inversión en acciones de servicios petroleros no es apta para cardíacos. Incluso antes del último episodio de volatilidad, Bernstein calcula que el sector europeo vio 78 oscilaciones de más del 15% en una semana desde 2003 hasta junio de este año. Ahora, los inversores valientes podrían dar el paso.