Editorial

S&P avala la mejora bancaria

La agencia de calificación crediticia Standard and Poor’s (S&P) ha revisado al alza el rating otorgado a media docena de bancos españoles (CaixaBank, Bankinter, Sabadell, Bankia y Barclays) tras la mejora detectada en la economía española y tras la constatación del grado de solvencia de las citadas entidades en los test de estrés del mes pasado. En paralelo, ha mantenido la calificación para el resto de las entidades, unas con cómodo grado de inversión, como es el caso de Santander o BBVA, y otras sin alcanzarlo. En todo caso, es la primera vez que esta agencia de rating hace un movimiento al alza en las calificaciones crediticias desde que se inició la crisis, que ha llevado a cuestionar el grado de inversión en un buen número de bancos antes de las severas medidas de recapitalización aplicadas por el Gobierno y la Unión Europea.

Aunque sigue existiendo banca de primera división y banca de segunda a juicio de S&P, parece confirmarse que se despeja el camino del sistema bancario español en general para lograr sin restricción la financiación; pero deben dar más pasos para considerar también despejado el de la concesión de crédito, una actividad muy modestamente movilizada desde el inicio de la crisis y, de momento, solo concentrada en los clientes premium.