CC OO y UGT pierde peso en Bankia

Las tarjetas ‘black’ pasan factura en las elecciones sindicales

Vista de la sede central de Bankia. EFEArchivo
Vista de la sede central de Bankia. EFE/Archivo EFE

Los trabajadores del sector de cajas de ahorro acudieron este miércoles a las urnas para escoger a los sindicatos que les representarán en la nueva etapa que se abre tras la gran reestructuración vivida en estas entidades.

En el caso de Bankia, el reciente escándalo de las tarjetas opacas con las que consejeros y directivos de la firma gastaron cerca de 15 millones de euros dar cuenta al fisco, parece haber tenido un impacto directo en las votaciones, dado que algunos de los principales representantes sindicales de la entidad disfrutaron de ellas.

CC OO, con seis implicados en el caso, volvió a resultar la fuerza más votada, con un 35,25% de las papeletas (lo que le permite obtener 141 delegados), si bien la cifra supone una importante rebaja frente al 40,88% obtenido en las elecciones de 2010.

Algo similar ocurre con UGT, con cinco beneficiarios de las tarjetas opacas, que obtuvo ayer el 16,25% de la representación (65 delegados) frente al 22,07% que logró en 2010.

El desgaste, de hecho, permite al sindicato de cuadros y profesionales Accam convertirse en la segunda fuerza, con el 24,75% de la representación, frente al 18,53% obtenido cuatro años atrás, pese a que el que fuera su presidente hasta 2007 también utilizó una de sus tarjetas. También gana peso la CGT, que sube del 2,40% al 4,5% en las elecciones de ayer.

De cualquier forma, la gestión de las centrales mayoritarias en la reestructuración y los procesos de ajuste parece haber causado mella en todo el sector. A falta de conocer los datos definitivos del resto de entidades, un avanzado escrutinio de los votos sugería ya que, manteniendo una posición predominante, CC OO y UGT sufrían un considerable desgaste frente a los comicios de 2010, en favor de plataformas minoritarias.